El VAR desquicia a Koeman

Ronald Koeman encaró el Clásico con un talante dialogante. Habló bien el técnico barcelonista en la previa del escenario, del técnico rival, de su equipo y de los colegiados designados, pero una vez más, tras el partido explotó en la entrevista final y en la sala de prensa ante su incomprensión por la aplicación del VAR.

Koeman criticó que no se interviniera en la jugada en la que Mendy pugnó con Braithwaite y el danés cae en el área. «Si todo el mundo ha visto el partido y eres del Barcelona estás caliente y descontento por dos decisiones del arbitraje. Es verdad que en la primera parte no hemos estado bien, ni atacando ni defendiendo. En la segunda parte hemos mejorado pero sólo pido del árbitro que acierte decisiones. Es penalti a Braithwate. Clarísimo. Tenemos que aceptarlo y callarnos. Ya he dicho lo que yo pienso. No quiero decir que hemos perdido por el árbitro, pero sí que hay jugadas que nos han afectado», explicó Koeman.

El técnico barcelonista entendió la actitud del colegiado, pero no comprendió por qué el VAR no revisó esa jugada. Preguntado por el procedimiento del videoarbitraje, el entrenador del Barça añadió que «el penalti es clarísimo. Es imposible caer de esta manera si no te agarran. El linier estaba a diez metros y no ha visto nada. No hay VAR. No sé porque hay VAR en España, Hay linier, cuatro árbitro y VAR. Sigo sin entender cómo funciona en España».

Estas fueron casi las mismas palabras que Koeman dijo el pasado 24 de octubre tras el Clásico que se disputó en el Camp Nou cuando el VAR si entró en una jugada que acabó en penalti en una disputa de balón entre Lenglet y Ramos a la salida de un saque de esquina.

Escudo/Bandera Barcelona

En esa ocasión Koeman dijo que «le he dicho al árbitro que ojalá me puedan explicar el tema del VAR aquí en España. En cinco jornadas, el VAR sólo entra en contra del Barça. No entró en el penalti del Sevilla a Messi, en las dos rojas de Getafe, hay varios ejemplos… ¿Por qué sólo hay VAR en nuestra contra? Eso le he preguntado al árbitro».

El Comité de Competición entró de oficio el cuatro de noviembre para juzgar si estas palabras eran merecedoras de sanción. Finalmente, el 28 de diciembre del año pasado se falló que esas declaraciones «no se han detectado indicios de comisión de infracción disciplinaria«.

También se abrió aquel día un expediente al entonces directivo Xavi Vilajoana por sus manifestaciones en redes sociales en las que cargaba contra el colegiado. En su caso sí recibió  una sanción económica de 1.803 euros, de acuerdo al artículo 100 bis del Código disciplinario, al tratarse de declaraciones contra el colectivo arbitral.

Al ser reincidente en este tipo de declaraciones, no se descarta que Koeman pueda ser esta vez finalmente sancionado. Durante el partido el entrenador barcelonista vio una tarjeta amarilla por protestar y al final del partido se le vio muy encendido con el colegiado, tal y como hizo Gerard Piqué, quien pese a no jugar se ganó otra amarilla. Hay que recordar que el próximo sábado el Barcelona disputa la final de Copa del Rey ante el Athletic Club.

En cambio, Joan Laporta, en sus redes sociales se dedicó a animar al equipo y no hizo mención alguna al arbitraje de Gil Manzano.