Mercedes se prepara para 2022 y avisa a Hamilton

La renovación del contrato de Lewis Hamilton con Mercedes se convirtió en el culebrón interminable del invierno en la Fórmula 1. Un primer retraso por el contagio de la COVID-19 del británico y las diferencias en el acuerdo entre las partes a continuación llevaron la firma hasta febrero de este año, poco más de un mes antes del inicio del Mundial.

Una situación que la escudería alemana quiere evitar que se repita a toda costa, especialmente considerando que su gran campeón solo tiene contrato para esta temporada y también deben ratificar la continuidad de su compañero, Valtteri Bottas. Así lo ha dejado muy claro el consejero delegado y director del equipo, Toto Wolff, en declaraciones que recoge la web oficial del campeonato: “No queremos esperar hasta enero para confirmar a los dos pilotos. Valtteri renovó durante el verano y eso debería ser lo normal. Es lo que da tranquilidad al piloto y permite que se centré en su trabajo”.

El austriaco confía en mantener su alineación en el futuro y considera que la permanencia de Hamilton es más que probable: “Espero que Lewis siga con nosotros, hemos hecho juntos un largo viaje de mucho éxito. Es piloto de Mercedes desde el kárting, no ha disputado un fin de semana de carreras en la F1 sin llevar un motor de la marca, así que lo lógico es que la historia continúe”.

Sin embargo, Wolff es consciente de los condicionantes que concurren para la temporada 2022 y por ello recalca la importancia de llegar a un acuerdo lo antes posible: “El próximo año hay muchos balones en el aire y siempre intentamos hacer lo mejor para el equipo a largo plazo, al mismo tiempo que ofrecemos la máxima lealtad a nuestros pilotos”.

Y de ahí que su objetivo para las negociaciones resulte tan claro: “Queremos que sigan Lewis y Valtteri, pero las discusiones no se van a producir, obviamente, en enero”. Habrá que ver si sus deseos se concretan, la continuidad en la competición de Hamilton no parece tan garantizada como transmite Wolff y la sombra de George Russell sigue siendo, para ambos pilotos, muy alargada…

Cambios en su estructura 

Por otro lado, Mercedes ha anunciado este viernes que, a partir del 1 de julio de 2021, James Allison comenzará a desarrollar el cargo de director técnico ejecutivo (CTO). En este puesto, Allison focalizará su energía en ayudar al equipo a afrontar los retos estratégicos de la próxima generación de monoplazas, así como supervisará que los diferentes departamentos de Brackley y Brixworth tengan satisfechas todas sus demandas.

Al mismo tiempo, Mike Elliott ocupará el puesto que Allison ostenta en estos instantes como director técnico, completando así una ascensión dentro del organigrama alemán que comenzó hace nueve años cuando se unió a Mercedes como jefe de aerodinámica tras su periplo por Renault y McLaren.

«Desde que se unió a Mercedes en 2017, James ha sido un líder técnico excepcional para nuestro equipo y ha hecho una enorme contribución a nuestro desempeño: combina una gran pasión y determinación con una experiencia detallada y un carácter moral excepcional. Hace un tiempo supimos que su etapa como director técnico llegaría a su fin este año y estoy encantado de haber podido dar forma a esta nueva función para mantenerlo dentro de nuestra familia. La planificación eficaz de la sucesión ha sido una de las fortalezas de nuestro equipo, por lo que me complace anunciar a Mike en su nuevo cargo como director técnico. Nos conocimos a principios de 2013, cuando me uní al equipo, y hemos pasado muchas horas hablando sobre el equipo y su evolución desde entonces. Elliot ha evolucionado hasta ahora para dar el paso y convertirse en director técnico», señala Toto Wolff.

«He disfrutado de cuatro años y medio maravillosos y ha sido un privilegio especial liderar el esfuerzo técnico del equipo en ese tiempo. Es un gran placer ser reemplazado por Mike, un ingeniero excepcional. Nos beneficiaremos de la frescura que aportará al puesto y espero poder seguir siendo útil en una nueva esfera de actividad en mi puesto como CTO, apoyando a Toto con los principales desafíos estratégicos a los que nos enfrentamos en el futuro», amplía James Allison.

«Son zapatos grandes que calzar y estoy encantado de que podamos recurrir a la experiencia de James en su nuevo rol como CTO. A nivel personal, es una oportunidad increíble convertirme en director técnico de un equipo como Mercedes y debo agradecer a Toto y a nuestra empresa que confíe en mí», finaliza Mike Elliott.