La gran decepción de Mercedes

Hoy es el equipo hegemónico de la Fórmula 1. Viene siendo así desde hace ocho años, pero los inicios de la última etapa de la escudería Mercedes no fueron tan sencillos. Los alemanes emplearon cuatro temporadas desde 2010 hasta que conquistaron su primer título en 2014. Michael Schumacher buscó con la escudería de la estrella su octavo título sucumbiendo en el intento, una etapa que algunos de los componentes más veteranos de Mercedes recuerdan con frustración.

Varios protagonizan el último episodio del podcast oficial de la Fórmula 1, entre ellos James Vowles, que rememora la oportunidad perdida en 2012, cuando Schumacher logró la pole en Mónaco pero arrancó en la sexta posición a causa de una sanción procedente de la anterior carrera: “Estaba en la luna (Schumacher) y creo que fue una de las mejoras vueltas que haya hecho jamás. Se sentía desconsolado, todos queríamos que ganara una carrera porque se lo merecía. Era un piloto al que todos queríamos, puso toda su entrega en el equipo y aquella fue una gran oportunidad perdida”.

De la misma opinión es Ron Meadows, director deportivo y que también lamenta que el paso de el Kaiser por Mercedes no se concretara en mejores resultados: “De la forma en la que nos ayudó a todos a mejorar, creo que lo que más siento fue no ver ganar a Michael un gran premio con nosotros. Era un piloto de un nivel diferente a lo que habíamos conocido hasta entonces”.

Meadows va incluso más allá: “Todos queríamos que ganara, pero no sucedió. No lo logramos y se lo merecía. Gran parte de lo que somos ahora, de lo que estamos consiguiendo, se lo debemos a Michael porque nos hizo mejores. Ojalá hubiera continuado un año más con nosotros, creo que hubiera sido fantástico para él”.