Revancha sin Lewandowski

Han pasado 227 días desde aquella noche de verano en Lisboa. El Bayern de Munich se alzaba con la primera orejona en tiempos de pandemia tras imponerse por la mínima al PSG, rival con el que vuelve a verse las caras esta noche en el Allianz. Esta vez no se trata de una final, pero el choque entre alemanes y franceses sabe a mucho más que a una ida de cuartos (sigue el partido en directo en AS.com). Sobre todo teniendo en cuenta que no hay favoritismos al pasar ambos conjuntos por un momento delicado que, eso sí, parece afectar algo más a los parisinos de Pochettino.

Es un mar de dudas el PSG. Se acumulan los positivos por Covid (Verratti y Florenzi, aislados) y la derrota ante el Lille, la tercera consecutiva en el Parque de los Príncipes, supuso un nuevo varapalo en la Ligue 1. Sin embargo, el jugador que más preocupa es Neymar, recuperado ya de su lesión en el abductor, pero fuera de control como demostró su pésima actuación frente al Lille y su merecida expulsión (ya van tres esta temporada) por agredir a un rival. El brasileño quiere resarcirse en el frío de Múnich, donde se esperan temperaturas bajo cero cuando Mateu Lahoz pite el inicio del choque.

Juega a favor del PSG que, a diferencia del Bayern, sí puede contar con su estrella. Mbappé partirá de inicio y no podrá echar un pulso a Lewandowski, que también se perderá la vuelta debido a una lesión en la rodilla que contrajo durante el reciente parón internacional. Tampoco estará su sustituto, Gnabry, que también ha dado positivo. Choupo-Moting puede estrenarse como titular en Champions ante su exequipo. Le sobran recursos al Bayern en ataque. El partidazo en la Bundesliga ante el Leipzig lo decidió Goretzka. Y bien sabrán en París que el pasado 23 de agosto tampoco fue Lewy el jugador que decidió la final. Andan avisados.