Los datos que ilusionan a Ferrari

Con el leve cambio de reglas aerodinámicas entre 2020 y 2021, los monoplazas de esta temporada son ligeramente más lentos que sus predecesores. Las comparativas ya no destacan al que más recorta, sino a quien pierde menos, y en ese apartado se hace fuerte el Ferrari: entre las clasificaciones del GP de Bahréin de 2020 (en noviembre) y 2021 (hace dos semanas), sólo se han dejado medio segundo. Alfa Romeo, Red Bull, Alpha Tauri y McLaren superan holgadamente el segundo completo; mientras que Alpine, Williams o Mercedes rondan los dos segundos.

El principal causante es el nuevo motor que montan Charles Leclerc y Carlos Sainz, una unidad de potencia completamente revisada que corrige la falta de prestaciones de la anterior (mermada sensiblemente por las investigaciones de la FIA a finales de 2019), aunque Mattia Binotto, jefe de la Scuderia, se empeña en señalar que las modificaciones aerodinámicas también juegan un papel importante para hacer más rápido al SF21.

En la velocidad punta durante esta sesión, la más relevante en cuanto a prestaciones puras, Leclerc y Sainz quedaron más bien a la cola (312 y 311 km/h, respectivamente, por los 323 km/h de Vettel), si bien es más representativo el primer sector completo y ahí el monegasco se quedó tercero (28.419) a media décima del más rápido, Verstappen (28.349). Sainz hizo el octavo registro (28.628), aunque el madrileño pronto reconoció que pecó de prudente en la primera frenada de Sakhir.

Renault cede velocidad punta

Los números también reflejan el paso atrás del motor Renault. La ventaja de Mercedes era enorme, pero Honda y Ferrari han progresado este invierno implementando propulsores nuevos mientras que los franceses optaron por evolucionar ligeramente la unidad de 2020 y retrasar el nuevo diseño para 2022.

Las primeras consecuencias son visibles: el año pasado, Ricciardo y Ocon lideraron la tabla de velocidades puntas (328 y 326 km/h, respectivamente) y los dos McLaren, que entonces montaban el mismo motor, estuvieron en el top-10. Este año, Ocon y Alonso fueron 11º y 12º en ese registro con 315 km/h. En cuanto al primer sector, el año pasado eran el tercer coche tras Mercedes y Red Bull, ahora se cuelan delante también McLaren, Ferrari, un Alpha Tauri y un Aston Martin.

El sector revirado, para Red Bull

Por lo demás, las diferencias entre el RB16B y el W12 son mínimas: Verstappen y Hamilton calcaron el primer y tercer sector, plagados de rectas y frenadas. Si acaso, el holandés reforzó su ventaja a una vuelta en el segundo parcial de Bahréin, más revirado, con dos décimas que se decantan hacia Mad Max. Eso puede arrojar una clave para el GP de Emilia Romaña que se disputará en Ímola la próxima semana: un circuito de curvas rápidas y mucho ritmo, sin descanso, que debe hacer valer la ventaja de Red Bull como coche más completo. Parten como favoritos, y eso es noticia teniendo en cuenta la supremacía de los Mercedes hasta el año pasado.