Sin paciencia con Vettel

Cayó en la Q1 de Bahréin porque le afectaron las banderas amarillas del accidente de Mazepin, al día siguiente fue penalizado por la FIA por no respetar la velocidad en ese momento y salió el último de la parrilla, y terminó el primer gran premio de la temporada 15º, doblado y después de colisionar con Ocon en un accidente en el que tuvo la culpa. No, sin duda no fue el comienzo ideal de Vettel con Aston Martin, y eso ha provocado que surjan algunas voces críticas hacia él, como la de Helmut Marko, quien opina que no debería estar corriendo este año.

«Yo era de la opinión de que debería tomarse un año sabático y preguntarse a sí mismo qué quería. Creo que muchas cosas son posibles dentro de la F1 el año que viene, pero no hizo eso y ahora se sienta en el Aston Martin, que por supuesto sufre de manera similar al Mercedes. Son coches muy similares y esa carrera estuvo lejos de ser un alivio para él», dice el austriaco, en otros tiempos gran valedor de Seb durante la época gloriosa de Red Bull, en ‘Formel1.de’, donde señala que al alemán le costará adaptarse a su nuevo coche.

Sin embargo, no responsabiliza del todo al tetracampeón de lo sucedido en el primer fin de semana de carreras, ya que también apunta a que el equipo británico no ha solventado los problemas de estabilidad que comparte con Mercedes, un coche al que se sigue pareciendo demasiado: «En los test, Mercedes tenía una parte trasera muy inestable, pero han logrado estabilizarla en gran medida, mientras que Aston Martin, por lo que he visto, no lo han logrado hasta ese punto. Con el tiempo obtendrán un mejor manejo también, pero aparentemente no al nivel de Mercedes».

«Y ese segundo y medio de distancia con Mercedes, yo diría que no es solo por Vettel, parte es por el coche. Por el momento, creo que Aston Martin está en el sexto o séptimo puesto, pero con el motor de Mercedes y con las posibilidades que tienen ahora, seguro que subirán», añade Marko respecto a los deberes que tiene la escudería verde. Eso sí, para acabar, manda un último recado a Sebastian: «El accidente cuando chocó contra Ocon fue incomprensible». Solo ha pasado una carrera y Vettel ya recibe críticas, en sus manos está acabar con ellas.