«Me pregunto si es necesario humillar así a un jugador»

«HAY QUE EVITAR PÉRDIDAS EN SALIDA DE BALÓN»

La presión adelantada con balón en tránsito, tanto en un 4-3-3 como en 4-2-4, sigue siendo una de sus principales virtudes. Cuando detectan un pase que no es lo suficientemente tenso, el esfuerzo de la primera línea y, sobre todo, de sus volantes, es brutal. Lo ideal para ellos es robar en segunda línea y tener a su tridente atacante descolgado por delante. Por tanto, lo más peligroso y el momento a evitar es perder un balón con el equipo saliendo.

La velocidad y la profundidad con la que arman sus ataques en transición es otra de sus grandes armas. Se manejan extremadamente bien al espacio detrás de la defensa, ya sea tras robo o con pases verticales. Este es su máximo peligro. Al Leipzig lo destrozaron, así que el Madrid, que también juega con riesgo, deberá estar muy atento al pasador y de acompañar los posibles desmarques de Mané o Salah.

Álvaro Benito, ex jugador del Real Madrid y columnista de AS.