Credit Suisse estima en 4.700 millones de dólares el agujero por el fondo Archegos

Por Brenna Hughes Neghaiwi y Matt Scuffham

Zúrich, 6 abr (Reuters) – Credit Suisse Group AG anunció el martes una pérdida estimada de 4.400 millones de francos suizos (4.700 millones de dólares) por su relación con Archegos Capital Management LP, suspendió un programa de recompra de acciones y recortó su dividendo propuesto.

El banco suizo, que ha vendido más de 2.000 millones de dólares en acciones para poner fin a la exposición al atribulado fondo, también dijo que su directora de riesgos, Lara Warner, y Brian Chin, director de banca de inversión del banco, dejarían sus cargos.

Christian Meissner será nombrado director del banco de inversión a partir del 1 de mayo, Joachim Oechslin se convertirá en director de riesgos interino y Thomas Grotzer será director global interino de cumplimiento de las regulaciones.

«La pérdida significativa en nuestro negocio de Prime Services relacionada con la quiebra de un fondo de inversión con sede en Estados Unidos es inaceptable», dijo el consejero delegado de Credit Suisse, Thomas Gottstein, en un comunicado. «Se aprenderán lecciones importantes. Credit Suisse sigue siendo una institución formidable con una rica historia».

Warner y Chin están pagando el precio de un año en el que los protocolos de gestión de riesgos de Credit Suisse han sido objeto de un riguroso escrutinio, con dos relaciones importantes que resultaron dañinas para el grupo, cargando al banco con pérdidas que los analistas de JPMorgan Chase & Co estiman que podrían sumar hasta 7.500 millones de dólares.

Archegos, un vehículo de inversión privada del exadministrador de fondos de inversión Sung Kook «Bill» Hwang, se vino abajo a finales del mes pasado cuando se desmoronaron sus apuestas apalancadas en acciones de ciertas compañías de medios de comunicación. Credit Suisse y otros bancos, que actuaron como intermediarios de Archegos, tuvieron que apresurarse a vender las acciones que tenían como garantía y deshacer las operaciones.

El episodio de Archegos se produjo pocas semanas después de la desaparición de otro cliente importante del banco suizo: la firma financiera británica Greensill. Credit Suisse había comercializado fondos que financiaban las operaciones de Greensill. El papel de Warner también ha sido objeto de escrutinio a raíz del colapso de dicha empresa.

«Obviamente, están rodando cabezas. Después de una explosión como esta, siempre hay un control más estricto», dijo Jason Teh, director de inversiones de Vertium Asset Management en Sídney.

Credit Suisse había perdido mucho dinero y su cotización tendrá dificultades para recuperarse, según Teh.

La cotización de Credit Suisse ha caído en torno a un 25% en el último mes, mientras los inversores evalúan el impacto en los resultados y la credibilidad del banco, eclipsando un comienzo de año que por lo demás había sido sólido.

Estos episodios también han aumentado presión sobre Gottstein, quien ha estado tratando de alejar a Credit Suisse de más titulares negativos, que van desde un escándalo de espías que derrocó a su predecesora Tidjane Thiam a un saneamiento de 450 millones de dólares por una inversión en fondos.

(Información de Matt Scuffham en Nueva York, Brenna Hughes Neghaiwi y John Revill en Zúrich; Información adicional de Tom Westbrook en Singapur; Edición de Ira Iosebashvili y Edwina Gibbs)