Alcaraz triunfa en casa

Carlos Alcaraz había debutado ya en un torneo ATP en España, el Barcelona Open Banc Sabadell, pero en la fase previa y con derrota a las primeras de cambio hace un par de años. Le faltaba tomar la alternativa en casa en un cuadro principal y esa oportunidad le llegó este martes en Marbella, en la pista que lleva el nombre de un histórico pionero del tenis nacional, el gran Manolo Santana. El murciano de 17 años y 133º del mundo puso fin a una mala racha de cinco derrotas en seis partidos desde Melbourne y estrenó su historial en el AnyTech365 Andalucía Open con un trabajado triunfo ante Nikola Milojevic: 7-6 (3) y 6-3 en 1h:38. Así sumó la quinta victoria ATP y nivelo un balance que ahora es de 5-5 en la categoría. El más joven del torneo se enfrentará el jueves en segunda ronda al más mayor, otro histórico de la Armada, Feliciano López (39 años), sexto cabeza de serie que ganó sin demasiados apuros (doble 6-4 e 87 minutos) al japonés Taro Daniel. «Va a ser especial jugar contra un chico como Carlos, que es un orgullo para todos nosotros, por esas ganas de triunfar que tiene y el nivel al que juega», dijo el toledano, que como director del Mutua Madrid Open no ha dudado en darle una invitación a la gran promesa del tenis español.

Arropado por todo su equipo, Juan Carlos Ferrero, Samuel López, Pablo Carreño, Albert Molina…, y con el apoyo del reducido público que puede disfrutar del torneo, Alcaraz fue de menos a más ante un rival, serbio de 25 años y 129º, que pega los golpes muy planos, como si jugara en pista dura, saca bien y dirige con enjundia los puntos. Carlos no perdió la paciencia, aunque vivió el partido con nervios e intensidad, y fue el primero que tuvo opciones de quiebre en el partido, aunque no las pudo aprovechar hasta la segunda manga. Por eso la primera se resolvió en el desempate. Ahí, el chaval buscó golpes ganadores con valentía para hacer caso a Ferrero, que le gritaba que se fuera a por Milojevic. 

Quizá la tensión de ese primer parcial ajustado le pasó factura a Alcaraz, que encajó el único break del partido en blanco y en la salida del segundo set. Con tranquilidad, amagó primero con la rotura y después la consiguió por fin y a cero, como había hecho el balcánico. A partir de ahí fue superior y obtuvo el premio de un nuevo quiebre con el que sentenció. Por el camino dejó perlas en forma de winners en carrera, dejadas de clase y personalidad, mucha personalidad para ganar otra vez en un ATP 250, como había hecho en el de Melbourne hace tres meses. Su tope es la tercera ronda, un objetivo que tiene a dos victorias, aunque lo que busca es «experiencia» y saber cuál es su nivel. Ya les digo yo que es alto. «Me llevo muy bien con Feli, pero en la pista es un rival, aunque me haya dado una wildcard para el Mutua. Ha vivido muchas más situaciones que yo, pero intentaré hacer mi juego y no pensar en eso», dijo Charly, como él mismo se apoda. 

Victorias de Vilella, Munar y Davidovich

En el resto de la jornada lograron el pase a la segunda ronda otros tres españoles. Mario Vilella se llevó el duelo nacional de tenistas que habían jugado la previa al vencer por 6-2 y 6-3 a Bernabé Zapata en la pista 1. El ilicitano se enfrentará hoy en el último turno de la central (no antes de las 17:30, Teledeporte) al favorito número uno, Pablo Carreño. Jaume Munar empezó con buen pie ante el suizo Henri Laaksonen, a quien ganó por 6-4 y 6-1 para citarse el jueves con el segundo cabeza de serie, el italiano Fabio Fognini. Y en el último duelo del día, Alejandro Davidovich supo sufrir y mejorar tanto en tenis como en actitud para vencer al complicado bosnio Damir Dzumhur en tres sets: 6-7 (1), 6-2 y 6-2. El malagueño tenía controlado el primer set, pero se le escapó y tuvo que pelear mucho para seguir adelante. Se enfrentará al lituano Ilya Ivashka, que pudo con un Pedro Martínez aún renqueante de sus problemas abdominales (6-3 y 7-6 (2)).

Cuadro, resultados y calendario.