Ecclestone insiste con las parrillas invertidas

La Fórmula 1 quiere un campeonato más interesante y emocionante. Stefano Domenicali, como su nuevo máximo responsable desde Liberty Media, busca soluciones para conseguirlo y ya este mismo año se ha aprobado realizar ensayos con carreras cortas los sábados, un experimento en tres grandes premios que sirva como prueba piloto para su implantación en 2021.

Una alternativa que dista mucho de convencer a Bernie Ecclestone, quien durante más de tres décadas fue el patrón de este deporte que tanto tiene de negocio y espectáculo. En declaraciones a ‘Auto Motor und Sport’ lo primero que deja claro es que la idea de original tiene poco: “Es una vieja idea que ya se discutió en mi época, lo importante es desarrollarla bien”.

Para Ecclestone, la carrera al sprint del sábado (de menos de una hora) debería servir para mucho más que establecer la parrilla de salida de la convencional del domingo. Si no ofrece otros alicientes, el británico cree que en definitiva ambas competiciones resultarán muy similares y el desafío de aumentar el interés quedará frustrado.

Estrategia y emoción

El británico de 90 años apuesta por un sistema en el que ambas carreras sean diferentes y los equipos deban trabajar en las estrategias para obtener el mejor resultado conjunto. Y lo argumenta así: “Se deben conceder puntos en la carrera de velocidad y después de invertir en consecuencia la parrilla en la carrera definitiva. Si el ganador del sábado consigue 15 puntos, perderá 15 posiciones para el día siguiente. Esta es la única manera de mantener la emoción”.

El planteamiento que hagan las escuderías de esta combinación ayudaría a desenlaces más inciertos, en su opinión: “Este sistema permite que ambas carreras sean emocionantes. El sábado, algunos se preguntarían: ‘¿Me conviene ganar la carrera corta para perder posiciones en la larga o es mejor ser sexto en la de sprint para salir cuarto en la principal?’. Acertando se podrían ganar muchos más puntos”.

La otra ventaja que defiende Ecclestone es la de tener en las primeras posiciones de la parrilla a monoplazas que de otro modo difícilmente estarían: “Así se vería a gente en la primera fila que de otro modo nunca lo haría. Y sus patrocinadores recibirían mucha más atención, además de mejorarse el entretenimiento. Todos saldrían beneficiados”.

En cualquier caso, la propuesta de parrillas invertidas de exjefe de la Fórmula 1 ya ha sido descartada de forma taxativa por su sucesor. Domenicali confirmó que no se plantea nada por el estilo, en absoluto comparte el criterio de Ecclestone. Tampoco los equipos más pequeños se muestran partidarios del reparto de puntos en la carrera de los sábados, ya que temen que la brecha con los de primer nivel podría ser incluso superior y los títulos quedarían sentenciados en el ecuador del campeonato.