«Entrenar con Nadal es una gran experiencia que a Sinner le ayudará a aprender»

Corrado Barazzutti, una de las figuras más destacadas del tenis italiano, concedió una entrevista a La Gazzetta dello Sport en la que repasó el gran momento por el que atraviesa el tenis del país transalpino.

El capitán del equipo italiano de Copa Davis (dejará su cargo a Filippo Volandri) analizó a la gran estrella italiana del circuito, Matteo Berrettini. «Matteo ya ha dado el salto y ahora es un jugador top. Es importante que haya podido hacer la preparación sin problemas físicos para encontrar su condición y confianza en sí mismo. Lleva poco en la élite del tenis, por lo que aún tiene margen de mejora».

Otra de las grandes figuras del tenis italiano es Fabio Fognini, aunque Barazzutti cree que ‘Fogna’ debe recuperarse bien de sus lesiones para volver a brillar en los torneos. «Fabio aún tiene que empezar de cero. Después de la doble operación y, cuando ya estaba empezando a jugar de nuevo, contrajo el virus. Hasta octubre entrenó conmigo y sufría porque aún tenía dolor. Debe recuperarse por completo y asumir que los primeros meses serán difíciles. Estoy seguro de que le volveremos a ver a su mejor nivel en tierra batida».

Barazzutti también se rinde a la figura de Jannik Sinner, la gran promesa del tenis italiano y que estos días entrena con Rafa Nadal antes del Open de Australia. «Que Sinner esté entrenando con Nadal es una experiencia extraordinaria para él de la que solo puede aprender. El año pasado ya tuvo que enfrentarse a una gran presión como tenista y ahora se le piden resultados. Tendrá altibajos pero sabrá afrontarlos. Es muy consciente de sus medios y siempre está dispuesto a escuchar y trabajar para crecer y mejorar».

El técnico también confía en que el tenis italiano gane un Grand Slam pronto con esta gran generación. «Estoy convencido de que pueden ganar un Grand Slam. Berrettini ya jugó una semifinal en el US Open, el Grand Slam más competitivo, y Sinner llegó a cuartos en París poniendo en apuros a Nadal durante dos sets. En un Grand Slam también es importante manejar las dos semanas y tener suerte en el sorteo. Pero ambos están creciendo y el tiempo está de su lado. Los fenómenos de la generación dorada se irán y estarán ahí para aprovecharlo».