James se fue gratis

Mucho se especuló con el precio que había pagado este verano el Everton al Madrid por la cesión de James Rodríguez. Se llegó a hablar de una cifra cercana a los 25 millones de euros. Sin embargo, este jueves, Marcel Brands, el director deportivo del club inglés, despejó todas las dudas. El dirigente del Everton desveló en la junta general de accionistas de la entidad que el colombiano había recalado en Liverpool a coste cero: «Fue uno de los periodos de transferencias más difíciles. La pandemia estuvo claramente involucrada. Fichamos seis nuevos jugadores. Tres en forma de traspasos: Allan, Doucouré y Ben Godfrey. Uno de forma gratuita: James Rodríguez. Uno a prueba: Nkounkou, y otro en préstamo sin cargo: Robin Olsen”, dijo Marcel Brands, el director de fútbol del Everton, en una junta general con los accionistas del club.

La incorporación de James ha sido un éxito total para el Everton. No sólo porque el colombiano está mostrando un gran nivel en el terreno de juego (tres goles y cinco asistencias), sino también porque el mediapunta está siendo un gran reclamo para incrementar el valor de la marca Everton. De hecho, la llegada de James le ha facilitado al club inglés la llegada de nuevos patrocinadores.

El Everton trabaja para que sus productos, como las camisetas, estén más disponibles en América del Sur. «James es un gran impulsor de las ventas en esa parte del mundo, también tendrá derecho a la porción de las ganancias, pero los Blues esperan poder aprovechar y hacer crecer la demanda de productos oficiales del club», destaca el diario ‘Echo Liverpool’.