Laporta sale en la pole

Sólo cuatro precandidatos a la presidencia del Barcelona presentaron más de las 2.257 firmas necesarias para aspirar oficialmente a gobernar el club desde el próximo 24 de enero, fecha fijada a día de hoy para las elecciones del Barça a falta de una reunión clave entre el club y la Generalitat el próximo viernes. Fueron Joan Laporta (10.257), Víctor Font (4.710), Toni Freixa (2.821) y Emili Rousaud (2.510). Se abre ahora un plazo hasta el próximo jueves para que la Junta electoral valide las firmas. En las últimas elecciones, en 2015, hubo un 10% de media de firmas invalidadas. Eso significaría que la candidatura de Rousaud estaría en el aire.

Escudo/Bandera Barcelona

Los otros precandidatos no pasaron el corte, pero abandonan la carrera con formas muy diferentes. Jordi Farré luchó hasta el final y transportó 2.082 firmas desde su sede en calle Numancia. Xavier Vilajoana, que hacía su primera intentona electoral en el Barça, presentó 1.967 firmas. Otros, como Agustí Benedito, no perdieron bien y ni siquiera presentaron las firmas en el club, lo que supone cierta alteración del proceso ya que las firmas que hubiera recibido no se podrán cotejar con las de otros precandidatos para comprobar supuestas duplicidades.

El primer corte confirma el favoritismo de Joan Laporta, presidente entre 2003 y 2010 y candidato derrotado por Bartomeu y el triplete en 2015. Laporta se presentó en ganador en el Camp Nou a las 17:00 horas con todo su equipo directivo. «Estoy emocionado. 10.257 firmas en pandemia es para agreceder por tanta movilización. Ahora les pido que me hagan presidente«, resumió. Laporta pidió, además, que la Generalitat no aplace las elecciones: «No tendría sentido que se suspendiesen, se tienen que celebrar. Se han fijado las sedes de votación. Nuestra candidatura está a favor de que se vote porque el Barça no puede estar más tiempo desgobernado, sin presidente y sin Junta. Y sería extraño que se suspendiesen las elecciones del Barça».

Con Laporta en cabeza, Víctor Font se convierte en el principal outsider. Es el candidato que más tiempo ha invertido en preparar su proyecto y, exceptuando la gigantesca figura mediática de Laporta, ha obtenido resultado. Como en las primeras encuestas, aparece como segunda opción. Su estrategia está clara. Se presenta como el candidato del futuro frente a Laporta, de quien dice representar a los «nostálgicos».

El escenario ideal para Font, sin embargo, no se ha producido. Al empresario de Granollers, siempre según los expertos, le convenía un cara a cara a Laporta. Sin embargo, y salvo invalidación de firmas, habrá dos aspirantes más en la carrera. Freixa, con un proyecto deportivo potente comandado por Lluís Carreras, es la tercera vía. Rousaud tiene detrás de su candidatura a Minguella. Es quien más nombres ha vendido (Neymar, Haaland). Sin embargo, ha sufrido para llegar al corte y está pendiente de la validación de firmas. Carrera electoral en marcha…, con el asterisco de la pandemia.