Reacción de Sorribes y partidazo de Badosa para llegar a octavos

Sara Sorribes y Paula Badosa pasaron este viernes de manera brillante a octavos del WTA 500 de Abu Dabi con dos victorias diferentes e igualmente meritorias. Sorribes confirmó las buenas sensaciones que había mostrado en la primera ronda y venció a la estadounidense de 26 años y 62ª del mundo Bernarda Pera, que ganó el primer set pero después vio como la española remontaba para imponerse por 5-7, 6-3 y 6-4 en una larga batalla de tres horas y 23. Sorribes se enfrentará el domingo en octavos a la ganadora del duelo entre la rusa Gasanova y la checa Karolina Pliskova, tercera favorita del torneo. Badosa, por su parte, alcanzó por primera vez en su carrera la tercera ronda de un torneo de esta categoría, antiguamente conocida como Premier 700. Lo hizo con más facilidad que su compatriota tras someter a la francesa de 30 años y 53ª del ranking Alize Cornet, que fue número 11 en 2009, por un doble 6-4 en 1h:44. Se las verá también el domingo con la rusa de 23 años y 46ª del mundo Veronika Kudermetova, que se deshizo sin problemas de la desconocida italiana Bianca Turati (6-2 y 6-1).  

Sorribes, que mejoró mucho físicamente en las dos últimas temporadas ha progresado mucho desde que abandonó su anterior grupo de trabajo con Germán Puentes, con quien vivió un incidente sonado durante un partido hace un año y medio, y se alió el pasado verano con su amiga Silvia Soler Espinosa, exjugadora que fue varias veces su pareja de dobles. Este viernes, la ilicitana apoyó a Sara desde la grada en un partido duro, jugado a tiro limpio y en el que la paciencia fue fundamental para encontrar el éxito. En el primer set, Sorribes perdió tres veces su saque y no pudo evitar que Pera se pusiera en ventaja, pese a que recuperó dos de ellos y estuvo por delante (4-3). En el segundo, también con muchas alternativas, la española logró cuatro breaks y se llevó el gato al agua cuando parecía que la americana iba a remontar y ganar el partido. Y en el tercero, con los nervios a flor de piel, Bernarda se puso en ventaja y aguantó hasta que en el octavo juego, Sara le rompió el servicio y ganó los dos siguientes con brillantez. Antes, había tenido varias ocasiones de quiebre que se le escaparon. Es la cuarta vez que vence a una tenista zurda.

El partido de Badosa fue completamente distinto, más ordenado y con menos breaks (sólo cuatro). De hecho, la catalana nacida en Nueva York sólo perdió una vez su servicio, en la primera manga, aunque después remontó para tomar ventaja y en la segunda manga rompió en el quinto juego y aguantó con el quiebre hasta el final. Definitivamente, Paula se ha soltado. Ahora golpea con potencia y confianza tanto de revés como con el drive, y se mueve mucho mejor por la pista, con velocidad para llegar a las dejadas y responder en los intercambios. El trabajo de pretemporada con Javier Martí ha dado sus frutos y Badosa ya es una rival incómoda y difícil de superar. 

Resultados del WTA 500 de Abu Dabi.