‘Madrid 2021’, año al rojo vivo

Recién arrancado el año 2021, el Real Madrid se prepara para un ejercicio cargado de obstáculos importantes que ha de salvar para asegurar el futuro y la viabilidad económica de la entidad a corto plazo. Mbappé, Camavinga, las renovaciones de Modric, Lucas y sobre todo Sergio Ramos, la rebaja salarial del 10 al 15% que aún debe de pactar con la plantilla y que tiene tan complicada, compaginar las obras del nuevo Bernabéu con la vuelta del público a las gradas… Todos, temas trascendentales que dejan un 2021 al rojo vivo. Estos son los principales aspectos pormenorizados.

Escudo/Bandera Real Madrid

Mbappé.

Es el gran objetivo estratégico del Madrid, que pretende volver a despegar en lo económico como ya hizo en el año 2000 con Los Galácticos. A corto plazo quiere formar un tridente con el francés, Hazard y, a partir de 2022 (cuando Benzema termine contrato) con Haaland. Mbappé es de esos jugadores que asegura un retorno económico por los contratos de publicidad que se ven mejorados con su presencia. El Madrid ha conseguido su objetivo, que no renueve y que llegue al próximo verano quedándole sólo un año de contrato. Será entonces cuando empiece la negociación formal con el PSG. Pero su precio es una incógnita y ahora Pochettino aprieta para retenerle.

Camavinga.

El Madrid no ha podido manejar los tiempos con el joven centrocampista del Rennes de 18 años. Tiene contrato hasta 2022 y ya ha tomado la decisión de salir de Francia el próximo verano. Por eso ha cambiado de representante. Antes era Mousa Sissoko, el mismo que el barcelonista Dembelé, y ahora se ha puesto en manos del prestigioso Jonathan Barnett. AS ya informó de que la intención del superagente es llevarlo al Real Madrid, y el propio Barnett hizo un guiño hace unos días: “Mi relación con la entidad es excelente”, dijo, para dejar aparcado sus diferencias por Bale. ¿Quedará dinero para Camavinga tras la operación Mbappé? Es el principal escollo.

Rebaja salarial.

De momento el Madrid lo tiene en chino con este tema después de que se haya conocido una reunión secreta de la plantilla en la que se ha acordado decir “no” a la propuesta de rebaja de un 10%. Es un tema fundamental para el Real Madrid porque de momento, sin público en los estadios, tiene un agujero en las cuentas de 90 millones de euros (esas serán, a groso modo, las pérdidas). Y eso sin contar los 275 millones que se tomarán esta temporada de los 570 del préstamo para la reforma del estadio. Razonan desde la plantilla que si hay dinero para grandes fichajes y pagar sus sueldos, debe haberlos también para pagar las fichas actuales de la plantilla.

Ramos, Modric y Lucas Vázquez.

El Madrid ha esperado hasta el último momento para solucionar estos tres temas. Los dos primeros, los de Ramos y Modric, ya se sabían fundamentales, porque hoy por hoy son los dos jugadores que tienen más peso en el vestuario. Pero el de Lucas Vázquez también se ha convertido en fundamental porque hoy por hoy en un fijo en el once de Zidane (lleva 16 encuentros seguidos como titular). Lo de Ramos está en una encrucijada sin salida porque su relación con Florentino ha sido turbulenta en el pasado, pero están condenados a entenderse. Con Modric ya hay un primer acuerdo para la renovación por un año aunque está por ver que se haga efectiva cuando se pongan las cifras del contrato sobre la mesa (ahora cobra nueve millones netos) y Lucas ha rechazado la primera propuesta por entender que era a la baja.

David Alaba.

Un tema que está directamente relacionado con el de Sergio Ramos, pues el Madrid supedita su contratación a que finalmente Ramos se vaya de la entidad. El polivalente defensa austriaco queda libre el próximo verano y ya puede negociar por cualquier entidad. Un primer acercamiento del Madrid para conocer su situación arroja los siguientes datos: quiere un sueldo de 12 millones y una prima de fichaje de, al menos, 20 millones más. Todo está en el aire hasta que se sepa el futuro de Ramos pero mientras, los otros equipos que pretenden a Alaba (PSG, Barça, City, United y Liverpool) meten presión.