El Open de Australia, sin jueces de línea como sugirió Djokovic

Los partidos del Open de Australia podrían disputarse sin jueces de línea, según aseguran fuentes cercanas al primer Grand Slam de la temporada. Por motivos sanitarios, para reducir la presencia de personas en la pista en plena pandemia, se utilizaría el sistema electrónico de arbitraje, que con la asistencia de las cámaras del llamado ‘ojo de halcón’ avisa con voces pregrabadas cuando la bola no entra de los márgenes de la pista o en los cuadros de saque, según el caso. 

Esta tecnología, que no estará disponible en las previas del torneo que tendrán lugar en Doha y Dubai, se usó en los encuentros del Masters de Cincinnati, en los del US Open jugados en las pistas exteriores y en todos los de las ATP Finals de Londres. Si se confirma la noticia, Tennis Australia daría la razón y haría feliz a Novak Djokovic, que en su momento sugirió la posibilidad de que se prescindiera de los auxiliares de pista en contra de la opinión de Rafa Nadal. «Con todo el respeto hacia la tradición y la cultura de este deporte, no veo una razón por la que todos los torneos del circuito, en una era tan avanzada tecnológicamente, no tengan lo que tuvimos en Cincinnati o Nueva York», dijo Djokovic en Roland Garros, después de ser expulsado días antes del major estadounidense después de pegarle un pelotazo involuntario pero imprudente a una juez de línea durante su partido de octavos contra Pablo Carreño. «La tecnología, aunque es cara, es tan avanzada a día de hoy que no hay razón alguna por la que debamos mantener a los jueces de línea en la pista».

Nadal contestó al serbio durante el Masters: «Cada cual tendrá sus opiniones y todas son válidas, no quiero polémicas, pero a mí me gusta más la pista tradicional, viste más con jueces de línea. Tenemos un deporte con margen para la evolución, que ha cambiado muy pocas cosas en los últimos 50 años, comparado con la mayoría. Pero no creo que este sea un camino de mejorar el espectáculo». El balear ironizó al hablar sobre este asunto: «Podemos quedarnos solos en la pista los jugadores, a nivel tecnológico no sería problema. A mí me gusta que la parte humana intervenga en lo que es el deporte, porque aporta más valor y tiene más gracia».