Saúl, un todoterreno con llegada

Saúl Ñíguez (25 años) es una pieza fundamental en los esquemas de Simeone. El ilicitano, formado en la cantera del club rojiblanco y que lleva seis temporadas en el primer equipo, se ha convertido en imprescindible y es el chico para todo del Cholo. Prueba de su peso en el equipo es que es el segundo jugador que más goles ha marcado en el campeonato liguero (seis), empatado con João Félix y solo por detrás de Morata (12). Supera a jugadores que se desempeñan más cerca del área rival, como Correa o Diego Costa. En un equipo tan falto de gol, su aportación anotadora ha sido clave para poder cumplir el objetivo de clasificarse para la Champions por octava temporada consecutiva.

El centrocampista ha jugado esta temporada 46 partidos entre todas las competiciones (35 de ellos en LaLiga). Suma 4156 minutos y aún le queda por disputar al menos un partido (el de cuartos de final de la Champions ante el Leipzig). Es el segundo integrante de la plantilla que más tiempo ha estado sobre el terreno de juego, solo superado por Oblak (4356’). Un aspecto que hace a Saul especial es su polivalencia y es que, además de poder jugar en cualquier posición del centro del campo, ha sido incluso lateral izquierdo en algunos momentos de la temporada como recambio de Lodi y también se puede desenvolver con soltura en el centro de la zaga (durante su cesión en el Rayo antes de incorporarse definitivamente al primer equipo colchonero su puesto habitual era ese).

Saúl ha demostrado desde que está a las órdenes de Simeone que, más allá de su entrega y su despliegue, es un jugador con una gran llegada a la portería contraria. En las seis campañas que lleva en el primer equipo ha sumado un total de 41 goles y 18 asistencias, lo que da una media de casi siete tantos y tres pases finales por temporada. Este curso cumple exactamente con el guarismo de las dianas (lleva seis en LaLiga y una en la Champions), aunque no ha dado ninguna asistencia hasta el momento. Su temporada más prolífica en el aspecto anotador es compartida entre las campañas 2015-16 y 2016-17, en las que marcó nueve goles en cada una de ellas (cuatro en Liga, tres en Champions y dos en Copa en la primera y cuatro en Liga, cuatro en Champions y uno en Copa en la segunda).

Escudo/Bandera Atlético

Un aspecto a destacar y que muestra la confianza que tiene Saúl en sí mismo es que este año se ha convertido en uno de los lanzadores de penaltis del equipo, siendo el encargado de hacerlo por partida doble en un partido trascendental como la visita de los colchoneros al Camp Nou en la jornada 33, anotando los dos lanzamientos y ayudando a su equipo a sumar un punto vital (2-2).