LaLiga mete al Elche en Playoff pero decidirá Competición

Ayer, por primera vez, se puso sobre la mesa una solución, que no es oficial ni gusta a todos, para desatascar la crisis en Segunda tras la oleada de contagiados de COVID-19 en el Fuenlabrada (26 en este momento). Tras un intercambio de comunicados y después de que el club madrileño propusiera esperar o acatar decisiones más drásticas, LaLiga decidió trasladar al Comité de Competición que suspende definitivamente el Deportivo-Fuenlabrada, aplazado en la última jornada por la aparición de positivos, “ante la imposibilidad de encontrar una fecha”. La novedad tiene una consecuencia directa: el Elche jugaría el Playoff si el Comité dependiente de la RFEF ratifica el deseo de la patronal. Competición espera pronunciarse mañana o el miércoles y los afectados, que pueden presentar alegaciones hasta este martes (el Elche las retiró), aún podrían recurrir a Apelación.

Si LaLiga logra ejecutar su plan, el Elche finalizaría la temporada sexto y se mediría en una semifinal al Zaragoza. La otra sería Almería-Girona. LaLiga, según adelantó Cope y confirmó AS, ha propuesto que las idas, en Elche y Almería, se disputen el 30 de julio y las vueltas, en Montilivi y Zaragoza, el 2 de agosto. Las finales, el 5 agosto (ida) y el 8-9 (vuelta). El Depor, al que LaLiga ha pedido que se haga PCR, y Numancia bajarían a Segunda B como ya determinó la competición. El Fuenlabrada finalizaría el curso fuera del Playoff sin poder buscar el punto que le faltaba.

La gestación de toda esta catarata de noticias se originó con un comunicado del Fuenlabrada en el que aseguraba querer jugar en Riazor, pero en el que reconocía que “acataría” sin denunciar que no se lo permitieran. A los pocos minutos, LaLiga recogió el guante lanzado y mostró su “absoluto agradecimiento” ante esta generosidad y, con vía libre, aprovechó para reactivar LaLiga Smartbank: “Ante esta situación, y conscientes de la imposibilidad de fijar una fecha siquiera probable, LaLiga ha trasladado a Competición su acuerdo con la suspensión definitiva por causa excepcional y/o de fuerza mayor. Asimismo, LaLiga comunicará a la RFEF que el Elche jugará el Playoff”.

La noticia fue de tal calado que el Fuenla se vio obligado a aclarar que “no renuncia” y que aún debe decidir Competición e incluso el CSD. Por eso, la patronal también matizó su comunicado. Ambas instituciones se criticaban en privado y eran conciliadoras en público. Lo que vino después tuvo más interpretaciones. El Elche agradeció la decisión al Fuenlabrada (“en los ojos de todos quedará la excelente temporada que habéis realizado”) y muchos de los clubes de Primera y Segunda alabaron en sus redes a LaLiga y al Fuenla en un movimiento que, otros que no actuaron igual, vieron como coordinado, por la coincidencia temporal, por el contenido y porque más de un presidente defendía horas antes off the record la postura opuesta a la adoptada institucionalmente. Además, Tebas quiso ser tan agradecido en Twitter que acabó responsabilizándose por el viaje a A Coruña: “Queridos directivos, jugadores, técnicos y empleados del Fuenlabrada, seguisteis todas las instrucciones que os dio LaLiga, el único responsable del viaje soy yo, quien tomo esa decisión. Nadie más. El fútbol os debe una. Ánimo, esta oportunidad llegará”.

Para concluir, llegó el comunicado de la plantilla del Fuenlabrada, enfadada con su entidad, ya que vio su nota oficial como una rendición y porque, poco antes, su presidente les había trasladado que haría todo lo posible por jugar. Los futbolistas dicen estar “indignados”, se ven como “los únicos afectados” y ofrecen una única alternativa: “Exigimos jugar”. Mientras, el hijo de Tebas, abogado del Fuenla, atizó a la RFEF y al CSD, el Depor amenazó y alguno de sus pilares cargó contra Tebas padre: “Los tienes bien gordos”. La crisis continúa. Como la investigación de la Xunta, la Comunidad y la Fiscalía.