El objetivo de la USTA: sin cuarentenas tras el US Open

La web Opencourt.ca, cercana a la organización de US Open, revela más detalles de las condiciones y las pautas que están llevando a cabo el torneo y la USTA para que el US Open, que arranca a finales de agosto, finalmente salga adelante. Algunas de las reticencias de los jugadores era que, tras disputar el torneo en Nueva York, debieran pasar una cuarentena al regresar a Europa y perderse los tornes de tierra de Madrid y Roma, que son prácticamente seguidos tras la cita estadounidense. Repasamos algunas de las novedades:

-El hotel oficial del torneo para los jugadores, a falta de confirmación oficial, es por ahora el Long Island Marriott.

-Las pautas del estado de Nueva York y el plan de torneo actual permiten a cada jugador una persona con credenciales adicional para acceder a la sede del torneo. Posteriormente, si cumplen los requisitos, podrán recibir dos invitaciones más.

-No son obligatorias las pruebas para saber si un jugador ha desarrollado anticuerpos. Las PCR, que dicen en el momento si un jugador está infectado, obviamente sí.

-Si un jugador da positivo y comparte una habitación de hotel, será trasladado a una habitación separada. Si él o ella llega entre el 15 y el 18 de agosto y da positivo, se les permitiría recuperarse de forma aislada en su habitación de hotel durante los 14 días y, si el médico jefe da el visto bueno, podrían continuar preparándose para el torneo

-No podrá haber más de 30 jugadores a la vez dentro de los vestuarios.

-El torneo difiere a la autoridad local de salud pública para el seguimiento de contactos, pero ha agregado tecnología al sistema de escaneo de credenciales para ayudar a localizar a cualquier persona con la que un jugador haya entrado en contacto.

-La excepcion de ciertos jugadores de la directiva de cuarentena de 14 días a su llegada a Europa por ahora no está descartada. La USTA dijo a los jugadores que «continuará trabajando con la Federación Internacional, WTA y la ATP para abogar por que los participantes del US Open obtengan exenciones de entrada en Madrid, Roma y/o París. Este último punto, por el que «seguirán trabajando», es el que más preocupa a los jugadores.