La Fundación Rafa Nadal cumple 10: «Fue la mejor decisión que podríamos haber tomado»

En 2010 fue cuando empezó la actividad en la escuela que la Fundación tiene en Anantapur, India, así como el proyecto de tenis para jóvenes con discapacidad intelectual. Diez años después, la Fundación Rafa Nadal desarrolla su labor en 24 escuelas y centros. En todos ellos, el deporte se utiliza como herramienta de integración y desarrollo personal y social

A lo largo de estos diez años, se han atenido más de 5.200 niños y jóvenes; en su mayoría procedentes de entornos vulnerables o en riesgo de exclusión Mallorca, 23 de julio de 2020. La Fundación Rafa Nadal cumple una década de trayectoria; 10 años desde que empezó la actividad en sus primeros proyectos, en India y España. Desde entonces, la Fundación del tenista balear ha evolucionado hasta convertirse en un referente en el uso del deporte como vehículo para el desarrollo personal y social, llevando los valores y los aprendizajes inherentes a la práctica deportiva a entornos desfavorecidos y colectivos en riesgo de exclusión social.

“Centrar nuestra ayuda a niños, niñas y jóvenes que viven en entornos vulnerables fue la mejor decisión que podríamos haber tomado”, afirma Rafael Nadal. “Creo que es importante que aprendan a trabajar para dar lo mejor de sí mismos, a esforzarse día a día… y hacerlo disfrutando. Porque así es como entiendo la vida, tanto dentro como fuera de las pistas”, añade.

Con el deporte como eje, actualmente la Fundación trabaja en tres ámbitos: integración social de menores vulnerables, atención a jóvenes con discapacidad intelectual, y promoción del talento deportivo y académico. En total, está presente en 23 centros en España, y cuenta con una escuela en la India. El objetivo en todos los casos es incidir en el desarrollo personal y social de los menores y jóvenes atendidos, creando igualdad de oportunidades para todos ellos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o económicas.

“A través del deporte, fomentamos valores, comportamientos y aptitudes positivas frente a los retos de la vida diaria y en relación al entorno. Nos nutrimos del poder que tiene la práctica deportiva como herramienta de empoderamiento y transmisora de aprendizajes”, explica Maria Francisca Perelló, directora de la Fundación Rafa Nadal.

De 2010 a la actualidad

El primer proyecto fue la creación de una escuela y centro de entrenamiento de tenis en Anantapur, India, en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer. La escuela NETS (Nadal Educational Tennis School) sigue en pleno funcionamiento, atendiendo cada año a una media de 250 menores. Poco después, arrancaba el programa Más que Tenis, que, junto con Special Olympics España, promueve la práctica de este deporte entre jóvenes con discapacidad intelectual. Este proyecto empezó su andadura hace también 10 años, y actualmente está presente en 21 escuelas deportivas de toda España.

En 2014 se puso en marcha el Centro Fundación Rafa Nadal de Palma, donde desde entonces se lleva a cabo el proyecto de referencia de la entidad. Se trata de un programa complementario a la formación escolar, con el que se atiende a menores procedentes de entornos vulnerables, ofreciéndoles actividades enmarcadas tanto en el ámbito socioeducativo, deportivo, como psicoterapéutico. En 2019 se abrió un segundo Centro Fundación Rafa Nadal, en Valencia.

Por último, en 2015 la Fundación Rafa Nadal expendió su labor a una tercera área de actuación, centrada en la promoción del talento deportivo y académico. Con el programa de becas Study and Play, se facilita que jóvenes españoles puedan compaginar los estudios con su carrera deportiva en universidades de Estados Unidos.