Carlos Sainz marca territorio ante Leclerc: «Estuvimos cerca»

Carlos Sainz coronó con un impetuoso adelantamiento sobre Charles Leclerc el décimo puesto en el GP de Hungría. No es un resultado fantástico, el McLaren fue el séptimo mejor coche en el trazado magiar y no supo aprovechar las dudas del inicio de carrera, con agua en el asfalto. Pero el madrileño trabajó, se recuperó de otro mal cambio de neumáticos y plantó batalla hasta el final con esa pasada trabajada sobre su futuro compañero de equipo como colofón. Después de un par de acercamientos, algunos al límite, fue con todo en la Curva 1 y no dio opción por el interior al piloto de Ferrari.

Así lo explicó el protagonista: «Fue difícil, dificilísimo. Debe haber un ritmo muy diferente para lograr un adelantamiento y hubo que arriesgar mucho, estuvimos cerca. Funcionó. Claro que me divertí, pero fue por un décimo puesto así que es menos divertido. Difícil adelantar aquí aunque llevase un neumático con menos desgaste que él. Él cometió un pequeño error y me pude tirar a saco en la Curva 1. Por lo menos hemos podido sumar un punto».

«Poco más se ha podido rascar que un décimo puesto. Tengo la sensación de que perdimos muchos puntos. La salida fue buena, me coloqué en una muy buena posición, pero cuando llegó la primera ronda de pit stop tuvimos muy mala suerte con el tráfico, el equipo no me podía sacar y perdimos cinco segundos. Hubiera salido delante de los Haas y Ricciardo, ahí se nos ha ido la carrera. El 11º, el 12º, pasando coches hasta rascar un punto. Pero en el pit stop clave de la carrera hubo mala suerte, no es fallo del equipo», dice sobre la carrera.

«En general, hemos tenido buenas carreras en Austria, quizás mejor de lo esperado, y lo de Hungría se parece más a nuestra situación real», concluye el piloto de McLaren.