Frente contra el Racing Point

La FIA investiga los conductos de freno del Racing Point y los compara con los del Mercedes de 2019 para comprobar, como denuncia de Renault, que el fabricante de Silverstone ha incorporado una pieza diseñada por otro competidor no permitida por el reglamento técnico. Con permiso del ‘DAS’, y del acuerdo privado que alcanzó Ferrari con la federación internacional, el Mercedes rosa se erige como la mayor polémica de la temporada 2020, una que se retroalimenta conforme avanzan los grandes premios y se constata su salto de calidad y prestaciones.

Según Otmar Szafnauer, jefe del antiguo Force India, la queja formal no les pilla por sorpresa: «Había rumores de potenciales protestas desde Australia, esperábamos que llegasen. Pero llevaremos las evidencias para demostrar que nuestro coche es legal, tenemos tres semanas para hacerlo y es exactamente en lo que estamos trabajando ahora». No se espera una conclusión antes del GP de Gran Bretaña, dentro de dos semanas.

En el otro frente, Renault alivia las tensiones argumentando que su protesta no pretende ilegalizar, como tal, el RP20, sino aclarar hasta dónde pueden llegar las colaboraciones entre equipos. Según Marcin Budkowski, director ejecutivo de Renault y ex director técnico de la FIA: «Para nosotros lo importante es clarificar lo que se puede hacer y no para lo que resta de temporada y las que vienen. Y aclarar el modelo para el futuro, a dónde queremos llegar en un deporte más justo. Todos los equipos tendrán presupuestos parecidos y creo que es una buena oportunidad para que los coches estén equilibrados y haya diez equipos luchando en igualdad. Queremos saber qué nivel de intercambios es permisible (entre escuderías), cuántas piezas puedes comprar de otro equipo y utilizarlas en otro coche. No creemos que sea lo correcto en la F1, por eso esto va más allá de la protesta en sí».

Es una vía que secunda McLaren, en palabras de Andreas Seidl, quien tiende a referirse sobre este coche como el ‘Mercedes del año pasado’: «Es clave que haya aclaraciones por parte de la FIA y la Fórmula 1 para saber como quieren que sea este deporte en el futuro. ¿Quieren que sea un deporte de copias? Un campeonato con sólo dos o tres fabricantes, más coches de otro constructor que ya esté en la pista. Nosotros creemos que es un error y que no es sostenible, en la F1 había diez constructores y el coche es el resultado de los conocimientos de una fábrica, construyendo durante años. Nosotros queremos ser un equipo independiente con identidad propia». El alemán, no obstante, espera que la protesta no llegue muy lejos: «Me sorprendería lo contrario, Racing Point está muy seguro sobre su coche».

«Vettel sabe cómo ganar»

Szafnauer también respondió en la rueda de prensa de la FIA sobre las informaciones que vinculan a Vettel con Racing Point, futuro Aston Martin. Por ahora despeja subrayando que tanto Pérez como Stroll tienen contrato para el futuro: “Los dos tienen contrato y estamos contentos con ellos. Sólo hemos hecho dos carreras y ya hablamos de cambiar pilotos. ¿Se quedarán? «Es difícil predecir el futuro. Tienen que hacerlo lo mejor que puedan y tienen un contrato. Nuestra intención nunca es incumplir un contrato». En cualquier caso, no descarta la evidencia de que están interesados en Seb, y eso ya es mucho: «Vettel sabe cómo ganar, es muy competitivo. Le conozco como amigo desde hace mucho tiempo y es honesto. Y además puede ser muy rápido».