El abuelo de Djokovic: «Siempre me he sentido croata o yugoslavo, nunca serbio»

Zdenko Zagar, abuelo de Novak Djokovic, concedió una entrevista al medio serbio Kurir en la que repasó los orígenes de la familia materna de Nole y aprovechó para defender a su nieto a raíz de las últimas críticas recibidas tras la celebración del Adria Tour.

El abuelo de Djokovic lamentó el positivo de Nole, pero a su vez cree que las críticas hacia su nieto están siendo excesivas. «El torneo se jugó al aire libre. ¡Es imposible que Djokovic llevase el coronavirus allí! Yo también estuve allí y no me contagié. Me asusté cuando supe que se infectó. Pero sabía que era fuerte para recibir los ataques que ha recibido. No sé por qué se le critica constantemente. Son pensmaientos sucios. La única razón que se me ocurren para que le critiquen es por ser serbio, cuando muchos no saben dónde están Serbia y Belgrado. Es mejor y más famoso que todos lo que le insultan. Todo se explica porque Djokovic molesta a Nadal, Federer y los otros 20 que están por debajo de él. No voy a comentar sobre ello. Debería ignorarlos».

Zagar también repasó los orígenes de la familia y reveló que Djokovic tiene también sangre croata, ya que su abuelo nunca se ha considerado serbio. «Yo soy croata, nací en Vinkovci, y la abuela de Nole también. Nos conocimos y luego me tocó venir a Belgrado. Después nos casamos y nació Diana, la madre de Nole, y después Sanda. Siempre me he sentido yugoslavo o croata, nunca he sido serbio. Diana nació en Belgrado y creció allí, y el padre de Nole también nació allí. Creo que también tiene sangre montenegrina. Entiendo que se muestre más favorable con los serbios y no se lo echo en cara. No le habría ido mejor si se hubiera identificado como croata».

Por último analizó el estado físico de Nole, del que dice que está algo delgado. «Novak está demasiado delgado para mi gusto. Solo me saca 10 centímetros de estatura y no puedo ponerme ninguna de sus camisetas. Diana me trae algunas de sus camisetas y nunca me valen. Peso 81 kilos y el 70 o 75 como mucho», bromeó.