Carlos Sainz, sin sanción

Carlos Sainz clasificó con el noveno mejor tiempo en Hungaroring. Pudo quedarse en un 12º, porque los comisarios le investigaron  por entorpecer en la Q1 a Antonio Giovinazzi en un intento de vuelta rápida del italiano. Sucedió a diez minutos del final de la sesión, cuando el Alfa Romeo se encontró con el McLaren en la Curva 6. Había tráfico, Sainz rodaba por detrás de Lando Norris y Sebastian Vettel, y Giovinazzi debió abortar su vuelta. No hubo castigo: la FIA deliberó varias horas después de haber escuchado a los implicados y el equipo de Woking justificó con pruebas que, después de haber advertido a Sainz por radio, no hubo opción de evitar a Giovinazzi.

Sobre la posición de los dos MCL35, baño de realidad en el trazado magiar: «No está tan mal el noveno, es donde estamos realmente los McLaren, más o menos. Detrás de Ferrari, Red Bull y los Racing Point, que están más cerca de Mercedes que nosotros de ellos. Preferiría estar más arriba. Y los Renault, con la goma media, serán difícil batirles. El ritmo de carrera puede ayudar, pero si hay la misma degradación del viernes, si salimos novenos con el neumático blando es lo peor que podemos hacer. No sé si los Renault lo han hecho aposta, pero salir el 11º o el 12º, como están, puede ser muy bueno en la carrera. El noveno es amargo, preferiría haber terminado 11º». «Racing Point está en otra liga, mucho más fuerte que cualquiera de la zona media. Sufriremos para ganarles esta temporada, pero lo intentaremos. Y es extraño lo de Red Bull, parecían mucho más fuertes en Austria. Nosotros, y Ferrari, dependeremos de cada circuito», concluye el piloto.