Mercedes revoluciona su imagen contra el racismo

De sentirse solo a haber revolucionado a las estrellas del Gran Circo… y también a la de su escudería. Lewis Hamilton alzó la voz contra el racismo tras la muerte de George Floyd en Estados Unidos y el mensaje del británico ha sido tan reconocido, que tras la campaña que lanzó el Mundial bajo el lema de #WeRaceAsOne para combatir la desigualdad global, el siguiente movimiento ha llegado por parte de Mercedes. En medio de todas las protestas mundiales que se han generado en apoyo de ‘Black Lives Matter’ (Las vida de las personas negras importan), los de Brackley han revolucionado por completo su imagen para dar todavía más visibilidad a una lucha que “no tiene cabida en nuestra sociedad, nuestro deporte o nuestro equipo”.

Así de tajante condenó Toto Wolff, jefe de Mercedes, la desigualdad e insistió en que “tener las creencias y la mentalidad correctas no es suficiente si se permanece en silencio”. Por eso ellos han decidido alzar la voz. ¿Cómo? Convirtiendo a las flechas de plata en un monoplaza completamente negro que únicamente mantendrá de su imagen anterior las líneas verdes de su patrocinador principal, Petronas: “Deseamos utilizar nuestra voz para defender el respeto y la igualdad, por eso correremos de negro durante toda la temporada, como muestra de compromiso a una mayor diversidad dentro de nuestro equipo y nuestro deporte”.

En la actualidad, la escudería alemana solo reúne en sus filas a un 3% de trabajadores pertenecientes a grupos minoritarios y un 12% de mujeres, lo que demuestra que necesitan dirigirse hacia un enfoque renovado con el que ofrecer oportunidades a partir de un programa de diversidad e inclusión que esperan hacer realidad antes de que termine la presente temporada: “Tenemos la intención de atraer a los mejores talentos de la gama más amplia posible de antecedentes y crear caminos con los que puedan llegar a nuestro deporte, con el fin de construir un equipo más fuerte y diverso en el futuro”.

Pero todo no quedará ahí. Además de la nueva imagen y un proyecto esperanzador, la línea que ha establecido Mercedes para el futuro más próximo hará que Hamilton y Bottas también compitan con monos negros durante una temporada donde ambos adaptarán los diseños de sus cascos a los nuevos colores. “Queremos construir un legado que vaya más allá del deporte” aseguró Lewis, ante la esperanza de que su iniciativa sirva de ejemplo para conseguir también una victoria fuera del asfalto: “Si podemos ser los líderes y podemos comenzar a construir más diversidad dentro de nuestro propio negocio, enviará un mensaje tan fuerte y dará a otros la confianza para comenzar un diálogo sobre cómo pueden implementar el cambio».