Barça: un informe desaconseja jugar cada 72 horas

El Barcelona no tiene muy clara la viabilidad que propone LaLiga de jugar partidos cada 72 horas cuando se regrese a la competición con el fin de jugar las once jornadas de Liga que restan en poco más de un mes y medio. Un informe interno elaborado por el área de la preparación física del club subraya el riesgo altísimo de lesiones si se mantiene una ratio de un partido casa tres días durante 45 o más días. “Se anuncia que va a haber una alta congestión”, empieza el informe, “con dos o más partidos por semana”, lo que implicará “un aumento de posibilidad de lesiones y un descenso en el rendimiento”, sobre todo porque “la fatiga y el daño muscular puede durar más de 72 horas después del partido”. Según el informe, el riesgo aumenta porque este ratio se ha de mantener durante un plazo relativamente largo de tiempo, con el plus mental añadido de que “la carga mental también será muy importante al estar jugándose el tramo decisivo de la temporada”, por lo que los técnicos tendrán menos opciones de recurrir a las rotaciones, aumentando aún más si cabe el riesgo de lesiones al saturar la capacidad física de algunos jugadores.

En el informe asimismo se destaca que cuando empiece la competición sólo se podrán realizar entrenamientos de mantenimiento al tener sólo 72 horas entre partido y partido, por lo que aconsejan un tiempo mínimo del “50% del tiempo que dure el confinamiento” para reacondicionar al futbolista al regreso de la competición. Eso quiere decir que si se alarga a los dos meses previstos el Estado de Alarma -hasta el 10 de mayo-, se necesitará un mínimo de un mes de entrenamientos para reiniciar la actividad, sobre todo teniendo en cuenta que el regreso se realizará, según indica el propio informe, “en tres fases: primero será individual, después con grupos reducidos y por último con el equipo completo”. Dentro del informe se subraya que “la salud de los jugadores es lo primero”, por lo que se explica que serán sometidos a “controles del metabolismo aer y ana” (test coronavirus) de manera regular durante el tiempo que se inicie la readaptación a la competición, además de una “reintroducción correcta del trabajo específico y competitivo en el campo para evitar lesiones”.