La ATP confirma la creación del Programa de Ayuda al Jugador

La Asociación Tenistas Profesionales (ATP) ha confirmado a través de un comunicado la creación del Programa de Ayuda al Jugador por la crisis del COVID-19, cuya naturaleza avanzó hace unos días el presidente de la Federación Alemana, Dirk Hordoff, y que destinaría 10.000 dólares para cada jugador situado entre los puestos 250 y 700 de los rankings masculino y femenino, un dinero procedente de las ganancias de los 100 primeros de la clasificación. «Los organismos internacionales de gobierno del tenis mundial (ATP, WTA, los cuatro Grand Slams y la ITF) pueden confirmar que están en conversaciones para proporcionar la asistencia que tanto necesitan los jugadores que se ven particularmente afectados durante esta vez de la crisis del coronavirus», reza la nota en la que se anuncia que los detalles serán revelados «en un futuro próximo».

La ATP explica que «las negociaciones han progresado bien» y que las siete partes implicadas harán «una contribución significativa» al programa. «La salud y la seguridad de todos los involucrados en el tenis es la prioridad absoluta para todos los órganos rectores, y la comunidad del tenis ha sido inquebrantable en su papel de limitar la propagación de la infección», apunta la organización del circuito masculino, que ensalza la actitud de los tenistas durante el confinamiento, que » involucran a sus fans a través de mensajes de esperanza al tiempo que reiteran la importancia de mantenerse seguros en casa, además de demostrar maneras creativas de mantenerse en forma y practicar para estar listos cuando llegue el momento».

«Sabemos que para nuestros jugadores, así como para muchas personas en todo el mundo, existe la necesidad de apoyo financiero para quienes más lo necesitan», culmina el escrito sobre un proyecto que apoya el Consejo de Jugadores de la ATP y en el que se involucraran especialmente las tres grandes estrellas del deporte de la raqueta, Federer, Nadal y Djokovic, cuya intención es que los jugadores que están por debajo del puesto 250 y que no jugaron ni en el cuadro principal ni en la previa del Abierto de Australia, reciban apoyo económico para sobrevivir a una temporada que aún no se sabe si se reanudará.