Aviso al Madrid: Achraf no descarta seguir en el Borussia

El Real Madrid quiere que Achraf forme parte de la plantilla de la próxima temporada y el marroquí, cedido en el Borussia, sueña con triunfar de blanco. Sin embargo, su prioridad es jugar y en el Bernabéu lo saben. Son conscientes de que el jugador, de 21 años, aspira a no ver frenada su progresión, algo que podría suceder si tiene que competir con Carvajal por el puesto. Y eso sigue dejando en el aire el futuro del canterano. Todas las opciones son posibles, tal y como confesó su agente, Alejandro Camaño, en Sky Alemania: “Achraf es el mejor lateral derecho del mundo junto con Alexander-Arnold. Todos los grandes equipos de Europa lo quieren y, por supuesto, el Real Madrid es uno de ellos. Pero el Borussia sigue siendo una opción para nosotros. Sólo esperamos y vemos».

“Si el Madrid quiere que vuelva, voy a volver”, ha declarado en más de una ocasión Achraf, que también manda un mensaje a navegantes al afirmar que su prioridad es “jugar minutos”. En el Real Madrid insisten en que es un jugador que gusta y mucho pero, con la crisis del coronavirus encima y un desenlace tan incierto, no quieren tomar ninguna decisión aún. La pandemia ha paralizado la actividad en el fútbol, incluidas las negociaciones. No será hasta que acabe la temporada cuando Achraf, su agente y el Real Madrid se sienten a conversar sobre la situación del jugador, que acaba contrato en 2021 pero en una de sus cláusulas se contempla la extensión hasta 2023. El Borussia, por su parte, alberga esperanzas de que el lateral siga en el Signal Iduna Park. AS ya publicó el pasado 14 de abril que el club alemán quiere quedarse a Achraf y se lo planteará al Madrid justo después de que finalice la presente temporada.

El polivalente lateral (puede jugar en ambas bandas) ha pegado el estirón en los dos años de cesión en el Borussia Dortmund. Pasó de incógnita a verdadero suceso en la Bundesliga. En su primera temporada no fue titular hasta la jornada quinta, pero desde entonces se convirtió en pieza fundamental para Lucien Favre, que le dio peso en el equipo y confianza en su juego. En su primer año de amarillo marcó tres goles y dio siete asistencias en 2.349 minutos y fue nombrado mejor ‘novato’ de la Bundesliga en septiembre y en octubre. Números notables para un estreno. Pero su segundo año ha sido el de su impulso definitivo: siete goles y diez asistencias en 2.900 minutos. Una hoja de servicios que, a ojos del Madrid, le hacer ser ya un jugador hecho para la exigencia del Bernabéu tras dos años cocinándose en Alemania. Aunque la decisión final se tomará entre el club, el jugador y su agente cuando acabe la temporada.