Grupo de Acreedores de deuda argentina rechaza propuesta del Gobierno

Nueva York, 20 abr (EFE).- Un conglomerado de empresas denominado el Grupo, que posee más del 25% de los bonos de Argentina posteriores a 2016, ha anunciado hoy su rechazo a la propuesta del Gobierno argentino para la restructuración de la deuda, por considerar que «busca colocar una parte desproporcionada de los esfuerzos de Argentina para el ajuste a largo plazo sobre los hombros de los tenedores de bonos internacionales».

«Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos del Grupo y otras partes interesadas, las propuestas contenidas en el comunicado de prensa recientemente publicado (por el Gobierno argentino) no son propuestas que el Grupo pueda o vaya a apoyar», aseguran en un comunicado difundido en Nueva York por estas compañías, que también poseen más del 15% de los bonos de «intercambio» de Argentina.

Sin embargo, el Grupo sostiene que tiene confianza en que junto a las autoridades argentinas, el Fondo Monetario Internacional y otros acreedores del sector privado y público del país puedan» lograr una solución constructiva y pragmática a los desafíos actuales de la deuda argentina, que también se adhiera a las mejores prácticas internacionales para la reestructuración de deuda soberana».

Porque según ellos la propuesta gubernamental no pone al país «en el camino hacia el crecimiento sostenible y la estabilidad financiera».

El pasado 17 de abril, Argentina propuso a los acreedores de su deuda emitida bajo legislación extranjera canjear bonos emitidos entre 2005 y 2016 por otros títulos nuevos con vencimiento entre 2030 y 2047 con el fin de reestructurar 66.238 millones de dólares de deuda y evitar caer en un cese de pagos.

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, insistió este domingo en que su país no puede «pagar a nadie» su deuda, ni a los acreedores privados, ni al Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que también busca un acuerdo para postergar pagos hasta 2023.

El mensaje de los tenedores de deuda coincide con un comunicado de la agencia crediticia Moody’s que alertó también hoy de que el país deberá desarrollar «un plan fiscal y económico viable de mediano plazo» para poder volver a los mercados.

«La reestructuración de la deuda propuesta por Argentina implicará pérdidas significativas para los inversores y, de ser aceptada, daría al Gobierno varios años de flexibilidad fiscal sin vencimientos de pago de principal e intereses hasta 2023», expresó en un comunicado el vicepresidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody’s Gabriel Torres.

El Grupo está constituido, entre otros, por » los fondos administrados o asesorados por AllianceBernstein, Amundi Asset Management, Ashmore Investment Management Limited y Ashmore Investment Advisors, BlackRock Financial Management, Inc. y sus afiliados, BlueBay Asset Management LLP, Fidelity Management & Research Co., T. Rowe Price Associates, Western Asset Management Company LLC, y Wellington Management Company LLP (el «Grupo»)», según su propio comunicado.

(c) Agencia EFE