La F1 fija Austria y Silverstone como posible regreso en 2020

La Fórmula 1 se pleantea iniciar la temporada 2020 en Austria y Silverstone, respetando sus fechas originales en el calendario pero a puerta cerrada. La carrera de Red Bull Ring está fijada el 5 de julio y la de Gran Bretaña, el 19 del mismo mes. Es una de las propuestas que trasladaron los dirigentes de Liberty Media a los jefes de las escuderías, según informa la ‘BBC’, e incluiría una carrera doble o incluso triple en el trazado inglés (regresando en fines de semana contiguos). Es únicamente un planteamiento (los equipos quieren saber con dos meses de antelación cuando va a volver la competición), porque la celebración de cualquier evento dependerá de los escenarios de confinamiento aplicados por los estados en esas fechas y las semanas previas, además de la apertura de fronteras.

En Austria el coronavirus no ha golpeado con la misma letalidad que en otros países, con 400 muertos por los 4.000 de Alemania y los más de 22.000 en Italia, con los que comparte frontera. Además, el promotor de la prueba en el circuito de Spielberg es Red Bull, a su vez competidor e interesado en que se reanude la actividad del deporte tan pronto como sea posible. En cualquier caso, se da por suspendido el GP de Francia, el 29 de junio en Paul Ricard, aunque no hay anuncios oficiales al respecto. El país ha prohibido cualquier evento masivo hasta julio, si bien la cita de Le Castellet aún podía mantenerse sin aficionados en las gradas. La tendencia es esa, asegura Zak Brown en la radio pública británica: «Lo más posible es que todas las carreras europeas se celebren así. Una de las ideas para aumentar el número es hacer el máximo posible en Silverstone».

Lo que parece claro es que la temporada no empezará en julio si no puede continuar después. La FIA y Liberty plantearán un nuevo calendario en algún momento si es que la situación en Europa lo permite, aunque se trate de carreras a puerta cerrada, y esperan superar las ocho, a partir de las cuales se puede proclamar un campeón del mundo. «Espero unas diez, entre ocho y catorce», dijo Carlos Sainz, aunque en todas las escuderías son conscientes de que la peor previsión, el escenario más pesimista, no incluye carreras en 2020. Los circuitos que tienen más difícil su encaje en el calendario son aquellos urbanos, por las complicaciones de montaje e instalación, aunque hoy por hoy es poco verosímil imaginar carreras en América o Asia. Incluso en Europa.

Techo de gasto y límites en la aerodinámica

Además, los equipos discutieron sobre la posibilidad de reducir el techo de gasto aún más. El oficial en 2021 es de 160 millones de euros aunque hay acuerdo para reducirlo a unos 140. No obstante, una amplia mayoría de los fabricantes abogan por limitarlo aún más, cerca de los 100 millones, con la oposición de Ferrari y Red Bull. Se estudiará una aplicación progresiva, con un techo de gasto que se reduzca entre 2021 y 2022, y también un sistema que limite la inversión aerodinámica en función de la posición en el campeonato: el último clasificado podría realizar más cambios y el primero, menos. Aunque todas las medidas requerirán semanas de debate.