Take Kubo, en AS: «Tendré sitio en el Real Madrid»

De no ser por el coronavirus, Take Kubo (18 años) jugaría este domingo con el Mallorca en el Bernabéu, una cita que tenía en rojo en su calendario. No es lo que se dice el mismo plan, pero a cambio el japonés charla con AS sobre cómo vive el confinamiento, cómo se fraguó su fichaje por el Madrid o su cesión, entre otros temas.

Escudo/Bandera Real Madrid

Hoy se jugaría el Real Madrid-Mallorca, el que hubiera sido su primer partido en el Bernabéu. ¿Era su día señalado de la temporada?

La verdad es que tenía muchas ganas. Todos los partidos son importantes para mí, pero este era muy especial.

¿Qué sensaciones le despierta el Bernabéu?

Todavía no he jugado allí, pero tengo muchas ganas. Entrar a calentar y mirar para arriba con 85.000 personas debe de ser muy motivante. Ahí no se puede jugar mal, es imposible.

Entonces que vuelva a jugarse, ¿no?

Ahora mismo sólo pienso en que esto se calme lo más rápido posible. La salud es lo más importante que hay.

¿Cómo está llevando el confinamiento?

Pues no muy bien porque yo, igual que todos los jugadores, vivo para el fútbol, que es nuestra gran pasión. Obviamente, por eso cuesta. Pero el club nos da un trabajo para que podamos hacerlo en casa y eso nos mantiene en forma y entretenidos.

¿Cómo es un día normal en su vida de ahora?

Me levanto a las 08:30 y hago un test de tres minutos de ritmo cardiaco que el club nos pasa. Luego desayuno y a las 10:00, los que tenemos, hacemos trabajo preventivo. A las 11:00 empezamos los ejercicios en equipo, en grupos de cuatro o cinco y un cuerpo técnico para estar más cerca a través de videollamada. A las 12:15 acabamos, pero hago un poco de trabajo individual, me ducho y a las 13:30 como. Hasta las 15:30 o 16:00 es mi tiempo libre, veo alguna serie o leo. Tras eso empiezo a trabajar otra vez, con el balón sobre todo. A las 18:00 me voy a duchar, incluso me meto en la bañera, ceno y antes de las 23:00 o así estoy en la cama.

«Tuve la gran posibilidad de elegir equipo y elegí al Real Madrid»

Retrocediendo un año. ¿Cuándo conoció que el Madrid iba a por usted en serio?

Sabíamos que había diferentes intereses de clubes, pero tanto mi familia, como mis agentes y yo no queríamos saber nada hasta la mayoría de edad porque ya había tenido la sanción. Cuando cumplí los 18, el 4 de junio, el Madrid dijo que quería venir a Japón, me visitaron enseguida y eso fue un detalle muy bonito.

¿Qué factores declinaron la balanza a favor del Madrid?

Lo primero, el plan deportivo de cara al futuro que habían diseñado para mí. Fue muy ilusionante, era genial. Después, el venir a Japón para enseñármelo y explicármelo cara a cara. Y también dijo mucho que un club tan grande como este pusiese ese gran interés en mí.

¿Qué sintió cuando conoció a Florentino Pérez?

Me impresionó, pero después te das cuenta de que en el Madrid enseguida te tratan como si fueras uno más de la familia, y eso me llamó mucho la atención.

De pequeño jugó en el Barcelona. ¿Ahora se siente madridista?

Lo primero que tengo que decir es que estoy muy agradecido al Barcelona, igual que al FC Tokio, que me acogió después de la sanción, al Yokohama Marinos, al que me fui cedido media temporada, y ahora al Mallorca. También a todos los jugadores, todos los entrenadores y toda la gente que me crio y me ayudó a llegar a ser quien soy. Cuando fui mayor de edad, tuve la gran posibilidad de elegir un equipo y elegí al Real Madrid por ese interés en mí. Les estoy muy agradecido. Y ahora soy muy madridista.

Escudo/Bandera Barcelona

Messi era su ejemplo. ¿Tuvo trato con él?

No le conozco en persona, pero es una referencia para muchos jóvenes que quieren ser futbolistas, y también para jugadores ya hechos. Cuando era pequeño veía sus vídeos. Es un grandísimo futbolista. Es una referencia para mí y para muchos zurdos que no son muy altos y cuyas características principales son el regate y el buen manejo del balón. Messi es la cima de eso.

¿Cómo recuerda la pretemporada con el Madrid?

Al principio estaba un poco nervioso por tener al lado a jugadores famosos mundialmente, del primer nivel del fútbol. Pero me fui adaptando poco a poco, todos me acogieron bien y pude aprender muchísimo de ellos.

«Zidane, sobre todo, me trató muy bien. Es un entrenador que está atento a los detalles»

Su irrupción sorprendió en la gira. ¿Qué le decían sus compañeros y Zidane?

Mucha gente me ayudó a adaptarme y poder sacar lo mejor lo más rápido posible. Todos los compañeros me trataron bien. El cuerpo técnico también y, sobre todo, Zidane. No sólo a mí: es un entrenador que está atento a los detalles. Me preguntaba muchas cosas.

¿Tiene contacto con algún jugador del Madrid?

Sobre todo con Lunin. Congeniamos muy bien en la pretemporada y ahora estamos los dos cedidos. Está en Oviedo y veo sus partidos cuando puedo. Hablamos mucho a través de las redes.

¿Cree que tenía sitio en el Madrid?

Todo depende mí y tendré sitio en el Madrid. Ahora mismo estoy en el Mallorca para dar lo mejor de mí y para poder demostrar que puedo estar allí y que puedo competir.

¿Se ve preparado para ese momento?

Está claro que un club como el Madrid no es igual que el resto. Todos son jugadores de máximo nivel y es dificilísimo ganarse un sitio allí, pero seguiré trabajando y esperaré una oportunidad. Cuando la tenga, no la desaprovecharé.

¿Por qué el Mallorca y no el Castilla u otro club?

En la pretemporada pude jugar con futbolistas en la cima del fútbol y contra otros también top, y ahí hice más de lo que creía. Eso me llevó a pensar que tendría la posibilidad de jugar en Primera. El Mallorca mostró mucho interés, confiaba en mí. En el Castilla Raúl me trataba muy bien y estaba muy a gusto, pero me llegó esta oferta y no la quería desaprovechar.

Escudo/Bandera Mallorca

¿Qué está aprendiendo?

Mucho, sobre todo en los partidos, que es donde más se aprende, tanto en ataque como en defensa. Me está ayudando a crecer mucho y espero seguir haciéndolo.

¿En qué puesto se siente más a gusto?

Depende del juego del equipo, pero en el Mallorca estoy casi siempre en la banda derecha y me siento muy cómodo, aunque mi posición ideal es en la mediapunta, para poder recibir entre líneas e iniciar regates desde ahí, pasar, tirar y esas cosas. Mi principal cualidad es esa, recibir entre líneas y empezar a hacer cosas. Eso sería lo ideal, pero en la derecha también me encuentro muy cómodo.

«Mi sueño de verdad es jugar en el Bernabéu vestido de blanco»

¿Ha decidido qué hará el año que viene?

Todavía no, nada. No sé si va a reanudar esto y quedan 11 partidos, meses para decidir. Mi preferencia está clara: poder jugar en el Bernabéu con la camiseta del Madrid. Para eso estoy aprendiendo ahora.

¿Cuál es su sueño?

Ser un gran futbolista y poder hacer grandes cosas con el Madrid. También con Japón.

¿Qué mensaje le mandaría al madridismo?

En primer lugar, envío muchos ánimos a todas las familias afectadas por el coronavirus en estos momentos de tristeza. Y a la afición del Real Madrid le diría que estaba deseando que llegara el momento de poder jugar por primera vez en el Bernabéu, aunque mi sueño de verdad es hacerlo vestido de blanco y me esforzaré al máximo para poder conseguirlo.