El Barça aplaza su junta

El Barça tiene pendiente una trascendental reunión de su junta directiva que va a tener que esperar. Se había especulado con que esta reunión pudiera celebrarse el Domingo de Resurrección para así contrarrestar la manera más inmediata posible el motín de los seis directivos dimitidos y contraatacar con una remodelación del consejo directivo.

No obstante, esta remodelación aún no está cerrada y Bartomeu prefiere reunirse con su junta cundo tenga todos los cabos bien atados. Tareas por hacer no le faltan al presidente del club, que debe de remodelar de arriba a abajo la parcela económica de la junta tras las dimisiones de Emili Rousaud y, especialmente, de Enrique Tombas y nombrar un nuevo o nueva secretaria del consejo tras la renuncia de Maria Teixidor. Un cargo que es mucho más importante, especialmente en lo que atañe al aspecto legal, de lo que parece.

Igualmente, Bartomeu debe de buscar a alguien que ocupe las funciones que deja vacantes Teixidor en el fútbol femenino y también Sílvio Elias en el fútbol base. También debe de remodelar el área comercial que estaba a cargo de Josep Pont, otro de los que dimitió.