Murray y su mujer le lanzan a Federer el reto de las 100 voleas

Andy Murray, que aún mantiene la esperanza de volver a jugar tras ser operado de la cadera, regresar y tener que descansar de nuevo por otras molestias físicas, vive estos días el confinamiento en casa junto a su familia y conectado al mundillo de la raqueta a través de las redes sociales, en las que suele estar bastante activo. El jueves puso en marcha un desafío para amenizar estos días de aislamiento por el COVID-19, dirigido «a la comunidad del tenis»: el reto de las 100 voleas para parejas.

Se trata de intentar golpear la pelota cien veces sin que caiga al suelo con la ayuda de una pareja. En este caso, Murray lo hizo con su mujer, Kim Sears, y publicó un vídeo en plena acción en su jardín, con un comentario en el que lanzaba el reto a un jugador en concreto.

«No puedo ser el único al que le gustaría ver cómo lo hacen Roger y Mirka», escribió el escocés para picar al suizo, que hace unos días emprendió su propio desafío, consistente en dar toques contra la pared desde muy cerca y con un sombrero puesto. Habrá que ver si ahora responde a la petición del ex número uno del mundo junto a su esposa, que en su día fue jugadora. Del ganador de 20 Grand Slams aún no se sabe nada, pero quien sí contestó rápido al reto de Murray fue Novak Djokovic, que también había sido nominado y que lo superó junto a su mujer, Jelena. «Fue muy fácil para ella», escribió el serbio en sus redes sociales. «Que continúen los desafíos, tenemos todo el tiempo del mundo», añadió en el vídeo con el que acompaña su post. También hay unos cuantos aficionados que ya lo intentaron con éxito.