Los puntos que maneja el Madrid para el regreso de Achraf

El Real Madrid quiere que Achraf Hakimi (21 años) forme parte de la plantilla de la próxima temporada. La pandemia del coronavirus ha detenido el fútbol, pero no la planificación del club, donde, a pesar de que esta campaña está aún en el aire, ya se tienen trazados varios planes a llevar a cabo. Y uno de ellos es el del retorno del lateral marroquí, que lleva dos años cedido en el Borussia Dortmund. El jugador sueña con triunfar de blanco, aunque su prioridad es jugar. En el Madrid son conscientes de este escenario, pero confían en que Zidane le convenza de que, pese a estar Carvajal, tendrá un rol importante. Además, no quieren poner a Achraf en bandeja de plata a media Europa. Su contrato finaliza oficialmente en 2021 aunque en el club pretenden extendérselo. Esta crisis del COVID-19 ha paralizado cualquier anuncio. En Chamartín pretenden que el marroquí juegue la próxima temporada en el Bernabéu. A continuación, detallamos los principales motivos que pone el Madrid sobre la mesa para justificar ese retorno.

Escudo/Bandera Real Madrid

Números de estrella en la Bundesliga

Achraf ha pegado el estirón en los dos años de cesión en el Borussia Dortmund. Pasó de incógnita a verdadero suceso en la Bundesliga. En su primera temporada no fue titular hasta la jornada quinta, pero desde entonces se convirtió en pieza fundamental para Lucien Favre, que le dio peso en el equipo y confianza en su juego. En su primer año de amarillo marcó tres goles y dio siete asistencias en 2.349 minutos y fue nombrado mejor ‘novato’ de la Bundesliga en septiembre y en octubre. Números notables para un estreno. Pero su segundo año ha sido el de su impulso definitivo: siete goles y diez asistencias en 2.900 minutos. Una hoja de servicios que, a ojos del Madrid, le hacer ser ya un jugador hecho para la exigencia del Bernabéu tras dos años cocinándose en Alemania.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2020/04/03/primera/1585934035_208708_1585934530_sumario_grande.jpg', '976', '654', 'BERND THISSEN&nbsp;(AFP)’);return false;» class=»item-multimedia»>

BERND THISSEN (AFP)

Polivalencia

Otra baza que juega a favor de Achraf es su polivalencia. Su posición natural en la de lateral derecho, pero también se desenvuelve a la perfección en el izquierdo (con Marruecos ha jugado en ese puesto con regularidad) e incluso como interior. Lucien Favre, su técnico en el Borussia, ha exprimido sus condiciones. La temporada pasada lo alternó como lateral por ambos flancos y en esta ha adelantado su posición.

Con gol

En una plantilla tan necesitada de gol después de la salida de Cristiano Ronaldo, el poco liderazgo de Bale y la ceguera ante la portería de Jovic, cualquier aportación es abrazada el Chamartín. Esta temporada, Zidane ha logrado que la segunda línea se atreva y arrime el hombro en el asunto goleador pero la llegada de Achraf contribuiría a subir otro peldaño más. Lateral de enorme recorrido y llegada al área, ha demostrado facilidad para el gol (a su llegada a las categorías inferiores del Madrid jugó de delantero). De hecho, los siete goles que lleva esta temporada (diez en total en el Borussia) le colocaría como el segundo máximo goleador del Real Madrid, igualado con Ramos y Rodrygo y sólo superado por Benzema (19).

Velocidad

A esa versatilidad y facilidad para ver portería, hay que sumar el extraordinario físico de Achraf y una rapidez al alcance de muy pocos. No obstante, el pasado mes de diciembre batió el récord de velocidad de la Bundesliga. Contra el Leipzig, en diciembre, alcanzó los 36,2 km/h en carrera, una marca que nunca se había conseguido hasta entonces en el campeonato alemán. Desbancó el lateral derecho del Koln Kingsley Ehizibue (35,85 km/h)

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2020/04/03/primera/1585934035_208708_1585934574_sumario_grande.jpg', '976', '1493', 'Lars Baron&nbsp;(Bongarts/Getty Images)’);return false;» class=»item-multimedia» readability=»-20.093023255814″>

Lars Baron (Bongarts/Getty Images)

Su edad

Tal y como informó AS el pasado 12 de febrero, en el Real Madrid tenían planeado afrontar el próximo verano el inicio de la reconstrucción de una plantilla en la que hasta siete futbolistas tienen 30 años o más (Ramos, Nacho, Marcelo, Kroos, Modric, Bale y Benzema) y el nombre de Achraf figura en ese Plan Renove por su juventud. Con 21 años se le ve como el complemento ideal para Carvajal quien, aunque tiene 28 años, se le quiere regular en un fútbol cada vez más cargado de partidos. Le respalda también el ‘factor Valdebebas’, es decir, ser un producto de La Fábrica blanca que goza también del beneplácito de la afición.

La crisis por el coronavirus

La pandemia del COVID-19 condicionará los próximos mercados de fichajes. El coronavirus ha hecho saltar por los aires los presupuestos de los clubes, a los que ahora no llegan ingresos (derechos de televisión, entradas, abonos…) e intentan mantenerse a flote reduciendo los salarios de los jugadores y los trabajadores. En este nuevo contexto, el Madrid se ve con muchos deberes hechos por su política de captación de talento joven y política de cesiones. Achraf forma parte de esa política aunque en su caso al Madrid no le costó tenerle en nómica al ser canterano. Su retorno sería un golpe maestro: blindaría el lateral derecho con un jugador hecho ya para la elite tras su mili germana y lo haría a coste cero. Eso sí, el jugador también tiene su postura: no quiere volver a cualquier precio. Su deseo es jugar y no cortar un ascenso que le ha llevado a protagonizar portadas en España y Alemania.