¡NO ES GRACIOSO! | Repudiable la actitud de Jesús Gallardo, burlándose del coronavirus

​El coronavirus continúa causando secuelas en el mundo. Los casos de contagio y de pérdidas humanas han ido en incremento en diversos países del orbe. De hecho, el pasado sábado se emitió un comunicado oficial donde se decidió suspender clases en las escuelas por un mes; además de que los juegos de la​ Liga MX se disputaron a puerta cerrada. No obstante, y a pesar de todo esto, el jugador Jesús Gallardo ha tomado a burla dicha pandemia. 

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Fue camino a la sala del Aeropuerto de Nuevo León donde el seleccionado nacional bromeó acerca del Covid-19, tosiendo en frente de los reporteros y camarógrafos que en ese momento cubrían la salida de Rayados rumbo a Guadalajara para su partido frente a las ​Chivas de la jornada 10 del Clausura. 

Esta situación no se debe tomar a la ligera. Estos actos de burla o de graciosidad en momentos de alerta están fuera de lugar. ¿Qué ejemplo es el que Gallardo ofrece a los infantes con este tipo de acciones? Muchos se pueden ‘justificar’ alegando que esta es la idiosincrasia del mexicano, de burlarse ante situaciones graves para hacer todo más llevadero; sin embargo, ya basta que estos actos sigan causando ‘gracia’ entre la afición. 

Y no es la primera vez que Gallardo está en el ojo del huracán. La polémica más reciente se dio a través de redes sociales, donde comparó al jugador Aké Loba con la foto de un ladrón africano con trenzas; una más fue cuando se le sancionó con dos partidos al realizar cantos homofóbicos al vencer en la final al ​América

Es por estas razones que la directiva de Monterrey debe de poner un alto de una vez por todas a Jesús Gallardo, quien no tiene ni una pizca de gracia. Su habilidad para jugar nadie la cuestiona. Los resultados los demuestra dentro del terreno de juego, pero fuera de él no sabe comportarse y sus acciones terminan siendo inoportunas y vergonzosas.