Renault saca petróleo

Renault presentó este miércoles en Albert Park su nueva, vieja decoración para el RS20. En los test de Barcelona vistieron el monoplaza de negro, pero eran colores temporales, y a partir de Australia recuperan el amarillo presente durante las últimas temporadas. Así que la librea no fue noticia, pero sí su nuevo patrocinador principal: DP World, gigante del transporte de carga por barco vinculado al Emirato de Dubái. El nombre oficial del equipo ahora es Renault DP World F1 Team. «Es una colaboración emocionante. La F1 quiere reducir a cero su huella de carbono para 2030 y esperamos encontrar oportunidades junto a DP World», justifica el gerente de la escudería, Jerome Stoll. Ricciardo y Ocon destaparon el coche, pero no participaron en una conferencia de prensa posterior prevista inicialmente “por las circunstancias», precisó Cyril Abiteboul, máximo responsable del equipo. El objetivo del equipo francés es recuperar el cuarto puesto en el Mundial de fabricantes que cedieron en 2019 frente a McLaren.

Sin conocer las cifras del acuerdo, los ‘title sponsor’ son el tesoro más buscado por los comerciales en la Fórmula 1 moderna por su aportación económica así que el ‘fichaje’ de Enstone se puede catalogar como éxito dentro de sus prespupuestos, que rondan actualmente los 230 millones de euros anuales. Ferrari tiene a ‘Mission Winnow’, que es en realidad Phillip Morris. Mercedes se unió a Petronas y Red Bull a Aston Martin, que se marchará del nombre a finales de 2020 para tener su propio equipo junto a Racing Point. Renault afianza así su balance de patrocinadores, que estaba claramente dirigido hacia las diferentes marcas del grupo francés (RCI, Infinity). Entre sus socios está la aseguradora Mapfre, que es el único anunciante español en la F1 junto con Estrella Galicia en McLaren.