«La simulación de carrera no miente y el McLaren es mejor»

Un clásico para empezar la temporada, Carlos Sainz recibe a los medios de comunicación en Madrid en un evento organizado por Estrella Galicia. El madrileño de 25 años afronta su sexta campaña en la Fórmula 1, la segunda con McLaren, con las incertidumbres habituales del GP de Australia relativas al rendimiento de cada escudería a las que se suma el dichoso coronavirus.

-¿Qué impresiones tiene en lo relativo al coronavirus y la F1?

-Tengo contacto con el médico y la gente del equipo, que nos aconsejan tener cierto cuidado, lavarnos las manos, dar menos la mano y ponerte menos en contacto con otras personas de manera directa. Pero no estoy haciendo nada raro, sigo haciendo deporte y sigo cogiendo aviones.

-¿Alguna medida concreta para los grandes premios?

-Psicosis no hay, por lo menos yo no la tengo. Habrá medidas en las primeras carreras porque es lo mejor también para los aficionados. Pero como siempre, aquí mandan las autoridades sanitarias de cada país y serán los que tomen la decisión final y hay que esperar.

-¿Cómo salió de los test?

-Fueron dos semanas de test muy interesantes para todos y en especial McLaren, que teníamos un coche bastante nuevo con muchas piezas por probar. Pero ahora ya tengo ganas de ir a Australia, coger el avión el sábado e ir hacia allá. La maleta la prepararé media hora antes, como me gusta hacerlo.

-¿Cómo ve la parrilla? ¿Se cree a Ferrari? ¿Espera delante a Racing Point?

-El orden del año pasado no será muy diferente este año. Hay tres equipos punteros que tienen ventaja sobre el resto y lo vemos en simulaciones de carrera porque con 110 kilos de combustlble no hay nada que esconder. Hay tres equipos claramente por delante, pero McLaren y yo en particular estamos contentos con el coche porque va mejor que el año pasado. Pero de nada sirve estar contento si los demás van aún mejor. Para encontrar esas últimas tres décimas hay que esperar a las carreras y por eso me quiero ir para allá.

¿Qué resultado sería positivo en las tres primeras carreras?

-Me voy a fijar más en el tiempo por vuelta que en el resultado, porque al final el puesto es relativo. Si Racing Point se queda a medio segundo de Mercedes, quizás acabamos décimos en Australia y parece un mal resultado, pero puede que estemos más cerca de Mercedes en tiempo por vuelta.

-¿Cuánto ha cambiado Sainz desde el podio de Brasil?

-El piloto ha cambiado poco, la ilusión es la misma que antes de hacerlo y las ganas y el trabajo también. Obviamente sonrío cada vez que veo estas imágenes. Sucedió de una forma rara, peculiar y especial, pero allí estaban mis amigos y también la gente de Estrella Galicia celebrándolo. Tengo ganas de repetirlo, eso seguro, y este año vamos a intentar subir a algún podio y a ver si me toca de forma más normal. Sin el podio ya había hecho un buen año, pero fue el premio a una temporada tan constante saliendo los últimos, la guinda del pastel. La percepción no sé, habría que preguntar a los demás equipos cómo me perciben. Pero sé que todavía tengo margen y hasta que no gane una carrera, o un Mundial, no me voy a conformar. Quiero una victoria a medio plazo.

-¿Cómo afronta 2020?

-El paso grande se dio el año pasado, pero este año hay que seguir progresando. Cada año en la F1 es el más importante y no recuerdo ninguno al que haya llegado sin pensar que es el más importante de mi carrera. Siempre tengo esa actitud y en 2020, más que nunca, hay que seguir apretando los dientes y creciendo. A nivel personal, quiero seguir creciendo como piloto. Hacer mejores clasificaciones, seguir haciendo buenas salidas, hacer adelantamientos, intentar hacer algún podio.

-¿Suena para Ferrari? ¿Prefiere McLaren?

-No lo sé, que lo diga un periodista no me hace creer nada. Tengo que seguir centrado en mi trabajo con McLaren. Las primeras carreras de 2020 serán muy importantes y quiero seguir viendo ese progreso. Mi futuro a medio y largo plazo no lo veo en otro sitio. Ahora, estoy en medio de unas primeras conversaciones y hay que dejar que pase el tiempo.

Habrá Grada Sainz en el GP de España

«Creo que ya es el quinto año y me hace una ilusión tremenda, este año volveremos a subir el número de entradas», avanza Carlos Sainz, porque serán 4.400 entradas en el estadio de Montmeló las que compongan la Grada Sainz del GP de España (8 a 10 de mayo). Tienen un precio reducido (119 euros) y abandonan la Curva 5 para situarse (como en 2016) en las Curvas 11-12. «Seremos una piña y la gente podrá ver más curvas desde esta nueva localización. Recuerdo cuando pasé en la primera vuelta de 2016 y al gente estaba como loca después de que hubiera adelantado a los dos Ferrari, y ese sector de curvas es de las partes más difíciles del circuito».