El pánico se generaliza

El coronavirus sigue afectando a la cotidianidad del mundo del deporte y el fútbol cada vez se ve más afectado. Se ha convertido en la máxima preocupación de la UEFA a cien días de la Eurocopa, en la que se espera un trasiego multitudinario de fans entre las 12 ciudades europeas que albergarán partidos del torneo. De momento, el organismo rector del fútbol europeo mantiene el calendario y el torneo. Pero hay mucha inquietud. El Comité Ejecutivo de la UEFA, con la presencia de Luis Rubiales, se reúne estos días en en Ámsterdam con un ojo puesto en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otro en el sindicato mundial de jugadores, FIFPro, que aseguró estar preocupado «por la seguridad de los jugadores que pueden estar expuestos al coronavirus». El presidente de la FIFA, Infantino, también ha mostrado su recelo. «No descarto nada, aunque espero que nunca tengamos que suspender partidos. En todo caso serían decisiones puntuales, porque la situación en cada país es diferente». Un portavoz de la UEFA también aseguró ayer que todas las decisiones sobre partidos y torneos que se tomen, incluyendo la Eurocopa, dependerán de los gobiernos de los países implicados: «Estamos en manos de las autoridades estatales».

La amenaza crece y la psicosis se expande. Países como Italia, Francia y Suiza ya han suspendido varios partidos. El próximo puede ser Inglaterra, que se plantea aplazar el amistoso contra Italia en Wembley del próximo día 27. Es más, el gobierno de Johnson no descarta prohibir la concentración de personas en los estadios durante 45 días, hasta controlar el impacto del virus en Inglaterra.

Precisamente la presión de los gobiernos ante el avance de la enfermedad es lo que más preocupa a la UEFA. El hecho de que la próxima Eurocopa esté programada para disputarse en 12 ciudades europeas (Ámsterdam, Bakú, Bilbao, Bucarest, Budapest, Copenhague, Dublín, Glasgow, Londres, Munich, Roma, San Petersburgo) no ayuda al control del coronavirus. Los gobiernos de cada uno de los países a los que llegará el torneo se preguntan qué hacer si la enfermedad se expande. El desplazamiento de miles de seguidores por todo el continente podría ser una autopista para el coronavirus si la amenaza no se neutraliza ya, a cien días del partido inaugural.

Otros torneos afectados

El Inter-Getafe de Europa League de la próxima semana también está en manos de lo que decida estos días la UEFA en su reunión en Ámsterdam. Lo más probable es que de jugarse sea a puerta cerrada. En las próximas horas se conocerá la resolución.

El Juventus-Madrid de la Youth League programado para mañana también ha sido plazado. La UEFA anunció ayer que se postergará al día 11 de marzo.

La liga suiza se paraliza al completo hasta el 23 de marzo, según anunció ayer la federación del país alpino. La liga helvética tendrá que recuperar cuatro jornadas cuando vuelva la competición.

El pre-olímpico asiático del fútbol femenino está condicionado por el enfrentamiento entre la selecciones de China y Corea del Sur. Ambas debían jugar el partido de ida en Wuhan, centro de la epidemia, hace semanas. Se jugarán la plaza a Tokyo en Sidney (Australia) los días 6 y 11 de marzo.

La CAF informó ayer que todos los partidos de la Champions de Asia programados para esta semana se aplazan indefinidamente. Se especula incluso con la cancelación definitiva del torneo.

La Libertadores también está en jaque. El Delfín-Olimpia se jugará a puerta cerrada en la ciudad de Manta, en Ecuador, país en el que mañana River debe jugar ante Liga de Quito. La CONMEBOL debe anunciar hoy qué medidas se toman para disputar este encuentro.