«Los ingenieros dicen que es imposible copiar un Mercedes…»

Carlos Sainz compareció ante la prensa española en el Circuit de Barcelona-Catalunya entre la sesión matinal y la vespertina. Buenas impresiones del McLaren MCL35 antes de afrontar el inicio de la temporada en Australia. El madrileño, de 25 años, está contento con lo que ve, aunque prefiere no sacar conclusiones.

-Parece que están mejor que en los test de 2019, y entonces sorprendieron en Australia. ¿Espera otro salto para Melbourne?

-Sí sabemos que el año pasado a estas alturas nos poníais atrás y nosotros sabíamos que estaríamos más adelante. Por eso no hay que leer los test, diez kilos más de combustible son cuatro décimas y eso te pone delante o detrás en la zona media. Sí merecen la pena esos análisis con Mercedes y Ferrari, pero nosotros estamos muy apretados.

-Con el buen Racing Point, ¿cambian sus expectativas en la parrilla?

-Se parece tanto al Mercedes del año pasado que… todos sabemos que si Mercedes en Abu Dhabi está a un segundo y medio por delante, nosotros no hemos mejorado un segundo y medio. Es imposible. Por supuesto que hay que revisar expectativas, pero mis referencias son Mercedes, es a quien queremos acercarnos. Si de repente se cuela Racing Point no puedes hacer nada contra eso, pero si nosotros progresamos, estaré contento.

-¿Es la Q3 un objetivo razonable en Australia?

-Para McLaren siempre, más viendo lo del año pasado. Pero si se cuelan Racing Point y Alpha Tauri, que están a medio segundo de sus ‘equipos A’, y McLaren está a un segundo de los primeros, no me veréis muy disgustado porque habremos hecho lo que queríamos hacer. Si estamos mucho atrás, entonces no estaré contento.

-El plan de copiar a Mercedes, ¿es mejor?

-McLaren tiene que seguir haciendo lo que está haciendo. El año pasado sí ganamos un segundo por vuelta de 2018 a 2019, por el motor Renault y por hacer un mejor chasis más la evolución durante el año. Yo he preguntado a mis ingenieros que por qué no hacemos nosotros un Racing Point Mercedes, que parece que lo han calcado, pero me dicen que es imposible. Es imposible calcar, hoy el último segundo de rendimiento está en el detalle. Cuando mis ingenieros me dicen que es imposible, me lo creo. Y me quedo al margen de esos comentarios.

-¿Cómo le afecta la situación del coronavirus?

-Todavía queda una semana para ver si se va a llevar todo a cabo. Yo quiero pensar que sí, el mundo no se puede paralizar de repente y sería un ‘shock’ para todos. Pero yo tengo más precaución que nunca con todo. El resto no depende de nosotros, pero sí pido que se mantenga relativa calma y no se incite demasiado al pánico.