La F1, pendiente del coronavirus pero con un Mundial en marcha

Chase Carey, CEO de la Fórmula 1, asistió a la última jornada de entrenamientos en el Circuit de Barcelona-Catalunya y aprovechó para conversar de primera mano con las escuderías sobre sus inquietudes acerca del coronavirus. La temporada debe comenzar el 15 de marzo en Australia para después viajar a Bahréin (22 de marzo), pero los diferentes brotes en el Golfo Pérsico o Italia entorpecen la circulación de viajeros y complican logísticamente el inicio de la campaña.

Según trasladas fuentes que han presenciado algunos de esos encuentros, no hay intención expresa de suspender esas dos carreras o la de Vietnam (5 de abril), pero se esperará a la evolución de los acontecimientos. Primero, a que el gobierno de Victoria, en Australia, no ponga impedimentos a la entrada de las 2.300 personas que componen el ‘paddock’, o las decenas de miles de turistas que asisten al gran premio. Bahréin y Vietnam, por ahora, están conformes con la celebración de su gran premio. «Iremos a Australia, Bahréin y Vietnam», transmitió días antes a los inversores. El de China (19 de abril) fue oficialmente aplazado sin fecha.