El peralte de Zandvoort, listo

Primeras imágenes del imponente peralte que completará el circuito de Zandvoort para recibir a la Fórmula 1. Se trata de la Curva 14, aunque también la Curva 3 del trazado neerlandés modifican su inclinación para favorecer los adelantamientos en el GP de los Países Bajos, una carrera que se recupera en 2020 y que no se celebraba desde 1985.

Al frente del rediseño está la compañía italiana Dromo, que quería emular secuencias de Spa-Francorchamps y Silverstone para dotar de mayor espectacularidad a un circuito estrecho y revirado, pero exigente en las dunas de Zandvoort. «Queríamos algo que no hubiera en ningún otro circuito y será un gran desafío porque los monoplazas de F1 no están preparados para esta clase de peraltes», expone Zaffelli, que ha capitaneado esta reforma. La carrera está prevista para el 5 de mayo.

Igualmente, en Vietnam confirman que su circuito urbano de Hanói ya está preparado para el gran premio entre el 3 y el 5 de abril. Con las estructuras permanentes consolidadas, el promotor ahora se centra en las construcciones temporales que incluyen, por ejemplo, las gradas. Las amenazas del coronavirus parecen no amedrentar a los promotores de esta carrera, que tras una importante inversión espera organizar el primer gran premio de la historia en este país asiático. «La emoción en torno a la carrera no deja de crecer», traslada Le Ngoc Chi, CEO de la prueba.