Segunda parte: entra Edgar

Alavés: Como el otro Garitano, al que solo les une el nombre y las urgencias deportivas, tiene mucha faena. Vuelve a Mendizorroza, donde más a gusto se siente, después de haber visto frenada en Mallorca (1-0) una destacada progresión en la segunda vuelta. Se agarra a los goles (ya van 18), siempre salvadores, de su dupla dorada: Joselu-Lucas Pérez y a los flamantes fichajes invernales.

As a seguir: Lucas Pérez. Una vez finalizado su escarceo con el Barça con el fichaje de Braithwaite, puede seguir goleando con los babazorros. Es un imán para el gol. Hay mucho feeling en su dúo ofensivo con Joselu.