Raikkonen lidera en Barcelona

La segunda jornada de entrenamientos en Montmeló, con el monotema del DAS de Mercedes, acabó liderada por el Alfa Romeo C39 de Kimi Raikkonen, que en la última hora de sesión rebajó los registros de Checo Pérez. El finlandés provocó instantes después la primera bandera roja de la pretemporada, que se hizo esperar, por una avería mecánica. Su tiempo, un 1:17.091, aún está lejos de los récords oficiosos de Barcelona. Al menos sirvió para teñir levemente de rojo una semana muy plateada, o incluso gris: a la invención del coche de Hamilton se suma el sorprendente rendimiento de Racing Point heredando el coche campeón de 2019, con Sergio Pérez al volante. El mexicano es optimista en 2020, aspira a subir más de una vez al podio, y este jueves lo refrendó dominando la clasificación durante casi todo el día. Por detrás, el Renault RS20 de Ricciardo en pruebas, aunque los tiempos no son, en ningún caso, competitivos.

Más allá, muchas vueltas en Mercedes (106 por la mañana y 77 por la tarde), palizón de Grosjean (158 pasos por meta con el Haas), estreno de Vettel con el SF1000 y debut de Lando Norris al volante del MCL35 sin alardes: más lento que Sainz un día antes y con menos rodaje en la sesión matinal. El madrileño no rodó, volverá a hacerlo este viernes. Trabajo por delante para todos, porque en la clase media se destacan los clones (Racing Point y Alpha Tauri) y entre los tres grandes, asustan los inventos.