Sueños de Copa en Bilbao

San Mamés es un estadio con magia. Digno heredero de la vieja Catedral, alimenta los sueños coperos del Athletic y el Granada, para alcanzar un anhelo igual de intenso en ambos pero con diferente trazo: en el caso de los rojiblancos, para regresar a la pasarela de los títulos, de la grandeza, de la que se cayó hace 36 años tras un doblete (si no tenemos en cuenta la Supercopa de 2015). Además, le serviría para reconciliarse con su torneo fetiche, para recuperar un trono que ostentó hasta hace poco, cuando se lo arrebató el Barça (23 títulos tiene, aunque según los cálculos del club bilbaíno son 24, por 30 de los culés). Y para los nazaríes supone seguir opositando a su primer entorchado (sigue el partido en directo en As.com).

La Copa adopta desde estas semifinales el formato tradicional a doble partido y habrá que esperar hasta el 5 de marzo para tener el desenlace, en el Nuevo Los Cármenes.

El estadio sede de la Euro 2020, uno de los hogares de España en la cita continental, se pone guapo para una noche con embrujo. Ambos ya se vieron las caras en idéntica ronda en la temporada 1968-69, camino del que fue un nuevo título rojiblanco en la final ante el Elche (1-0), uno de los rivales que en esta edición, tras una milagrosa tanda de penaltis, dejó en la cuneta el Athletic. No contentos con ese drama, repitió desde el punto fatídico en el corte siguiente, ante el Tenerife. Pero la campanada la dieron hace una semana en cuartos de final ante un Barcelona que hasta este año había sido la bestia negra de los leones en su querida Copa. Ese triunfo disparó la ilusión en Bilbao e hizo olvidar que en Copa solo había ganado en 90 minutos a equipos de Tercera. Eso sí, el equipo llega con la lengua fuera y con ocho partidos sin ganar en Liga. Unai Simón, en gran estado de forma, podría apartar a Herrerín de su torneo, la Copa.

Los nazaríes llegaron a una final, hace 61 años, y la perdieron, ante el Barça. Aterrizan con la ilusión de un humilde y la fuerza de un equipo que cree en lo que hace. Sueñan con obtener un buen resultado para imponer luego el factor Los Cármenes. Aquí se crecen y ya eliminaron al Valencia. Con un solo punto menos que los vizcaínos en Primera, el recién ascendido está brillando. Tranquilo en la clasificación y haciendo historia en la Copa.

En lo deportivo, Diego Martínez llega con dudas, aunque sacará su mejor once sin reservas. Dio descansos ante el Atlético pensando en esta eliminatoria y volverán jugadores importantes como Germán, Gonalons, Puertas, Machís y Carlos Fernández.