Dembélé se opera hoy y Quique Setién espera el nueve

Ousmane Dembélé viajó ayer a Finlandia. Esta mañana pasa por las prestigiosas manos del doctor Lasse Lampainen, que le intervendrá de una rotura completa del tendón proximal de la pierna derecha. Un caso impactante, ya que Dembélé fue operado hace ahora tres años de la misma lesión en la otra extremidad, la izquierda, después de aquel taconazo sin sentido en Getafe que fue reprochado por el mismo Valverde. Su cuadro médico, por más que el Barça se haga el optimista, es absolutamente preocupante.

El Barça, además, está obligado a esperar la intervención y su resultado oficial para confirmar que la ausencia de Dembélé llegará a los cinco meses. Así podrá garantizarse el fichaje de un delantero de LaLiga que, a estas horas, todavía es una incógnita. Descartado por el club Ángel, y con la duda de qué gestiones burocráticas puede hacer el club, el fichaje también presenta un debate.

Escudo/Bandera Barcelona

Una corriente de la crítica considera que no debería permitirse un fichaje-parche. No sólo por la experiencia con Boateng y el perjuicio que generó en términos de imagen. También por la verdadera utilidad que pueda tener en el juego del Barça. Otro sector considera imprescindible la incorporación después de las bajas de Suárez y Dembélé. Sea del nivel que sea. Esperan Lucas Pérez, Loren, Willlian José y manda el secretismo.