El gran reto de Setién

El Betis recibe hoy al Barcelona de Quique Setién, que vuelve al Benito Villamarín en un partido de alto voltaje (21:00 horas Movistar LaLiga) en el que ambos equipos se juegan mucho (sigue el encuentro en directo en As.com). Los locales no pueden perder más puntos, y menos en casa, si quieren llegar a Europa, objetivo mínimo que marcaría una institución que cuenta con el sexto presupuesto más alto de Primera División. Por su parte, el Barcelona llega a Sevilla después de caer el jueves en la Copa en San Mamés. A la espera de lo que haga el Madrid en Pamplona , los catalanes no pueden ceder ya ni un milímetro en la carrera por una Liga que lideraban al final de la primera vuelta.

Desde el cambio de entrenador, las supuestas mejoras en el Barcelona no se traducen en resultados. La fragilidad fuera de casa sigue siendo un tema preocupante. Con Setién el Barça ha jugado tres partidos como visitante y sólo ganó al Ibiza, de Segunda B, en el descuento. En Valencia bastante tuvo con no salir goleado y en Bilbao pagó su falta de acierto delante.

Obviamente, será un partido emocionalmente especial. Setién vuelve a la que fue su casa durante las dos últimas temporadas y donde dejó dividida a la afición. Si hay un equipo al que el técnico cántabro conoce al dedillo ése es el Betis. Una ventaja para el Barça, que en cambio tiene el hándicap de llegar con una plantilla muy corta, especialmente en ataque, y con la baja añadida de Gerard Piqué en defensa. Umtiti, un jugador poco fiable, no tendrá más remedio que hacer pareja con Lenglet. Para cualquier imprevisto estará Araújo en el banquillo.

También será un partido especial para Aleñá, que abandonó el Barça en el mercado de invierno y que será titular en un Betis que curiosamente contará con más catalanes que el equipo culé. En el conjunto sevillano militan los técnicos Rubi y Jaume Torres más Bartra, Àlex Moreno, Aleñá, Bartra y Tello. Los azulgrana van con Busquets, Alba, Roberto y Riqui Puig.