Garbiñe: «No podría haber vuelto a una final sin mi equipo»

Garbiñe Muguruza, que llegó al Abierto de Australia como 32ª del mundo y sin ser cabeza de serie tras una temporada pasada muy mala, no pudo culminar su ascensión ante Sofia Kenin en la final, ante la que perdió por 4-6, 6-2 y 6-2.  

«Esto es muy emocionante», dijo encogida nada más recoger su trofeo de subcampeona, soltando toda la tensión. «Sofia ha jugado un torneo y un partido increíble, espero que podamos estar en más finales juntas», alabó a su rival. 

Muguruza, que disputaba su cuarta final de Grand Slam, tuvo palabras para su renovado equipo, con el que ha vuelto a pelear por un trofeo grande. «Este es un deporte individual, pero no podría estar aquí sin ellos, sin mi equipo (los citó a todos). Gracias por ayudarme a volver a encontrarme en una final de Grand Slam otra vez, Conchita», reconoció.