Thiem o Zverev: Australia conocerá a su 53º finalista

Thiem o Zverev: Australia conocerá este viernes (09:30, Eurosport) al 53º finalista de la historia. Los dos ya han logrado su mejor resultado en el torneo y el ganador debutará en el partido por el título del primer Grand Slam de la temporada. El último debutante fue el croata Marin Cilic en 2018, cayó contra Roger Federer. El vencedor se convertirá también en el octavo jugador en activo que pelea por el trofeo en Melbourne tras el propio Federer, Nadal, Djokovic, Murray, Tsonga, Wawrinka y el mencionado Cilic. Y en el primer tenista nacido en los 90 que se lleva uno de los cuatro Slams. Se esperan temperaturas que rondarán los 40 grados. La política de calor extremo estipula que si la escala de estrés por calor supera los 5 puntos (el índice que mide temperatura, radiación solar, humedad y viento), el duelo se jugará a cubierto.

Thiem (26 años y 152 días, 5º favorito) parte como favorito después de su impactante actuación en cuartos contra Nadal. Además, tiene un balance positivo contra Zverev (6-2) y le ha ganado siempre en partidos a cinco sets (dos veces en Roland Garros). También le supero hace poco, en las semifinales de las ATP Finals. Zverev (22 y 288 días, 7º) puede ser el finalista más joven de un grande desde Murray, que lo fue en Australia con 22 años y 261 días.

Thiem ya sabe lo que es llegar a una gran final, jugó las de París en 2018 y 2019, ambas con derrota ante Nadal. Zverev no ha llegado aún a ninguna, de hecho, está viviendo su mejor torneo este año. Su camino ha sido más plácido, con victorias en tres sets ante Cecchinato, Gerasimov, Verdasco y Rublev, y en cuatro frente a Wawrinka. Dom ganó en tres a Mannarino, pero necesitó cinco para superar a Bolt. Luego venció en cuatro a Fritz, en tres a Monfils y en cuatro a Nadal. Lleva más tiempo en pista que su rival. «Nos conocemos bien. Para mí es un enfrentamiento divertido, porque es la primera vez que tengo enfrente a un rival más joven que yo en unas semifinales de Grand Slam. No tenemos secretos, será un partido igualado», dice Thiem. Zverev está muy motivado, porque además del factor deportivo, para él hay un aliciente humanitario. Todo lo que gana lo entrega a los afectados por los incendios en Australia.