La Copa es de Vinicius

Cuando Vinicius agarró la pelota en el minuto 73 en La Romareda y encaró a Ratón, le cortó a más de uno el chiste que ya saboreaba. El brasileño no se trastabilló nervioso, ni disparó fuera o al cuerpo del portero zaragocista, definió con un toque a caballo entre una cuchara y el exterior del pie, sublime. Un golazo que dejó patente que Vini sí sabe manejarse ante la portería contraria y que la Copa del Rey es su competición fetiche. Es el madridista que ha participado en más goles (nueve) en estas dos últimas ediciones del torneo copero. La Copa es para Vinicius.

Escudo/Bandera Real Madrid

En la Copa del Rey empezó a hacerse un nombre, en la eliminatoria de dieciseisavos contra el Melilla de la campaña pasada con Solari (un gol y tres asistencias), prosiguió su camino en octavos ante el Leganés (tanto y asistencia) y en cuartos contra el Girona (tres pases de gol). Un trayecto que mantiene en esta edición de 2020. ‘Pinchó’ ante Unionistas en dieciseisavos, pero en La Romareda dejó este miércoles quizá el mejor gol en su corta carrera aún como madridista. 

Un tanto que viene a plasmar las tareas extraescolares a las que se ha sometido para afinar qué hacer ante la puerta contraria. Se puso en manos de Zidane, que no era un rematador nato, pero sí un futbolista con una mente preclara con la pelota y qué hacer con ella. Así pasaron horas en Valdebebas y el brasileño ha ganado en calma cuando tiene que definir. «La tranquilidad», fue la clave que extrajo el propio Vinicius en RMTV para explicar su gol al Zaragoza. 

‘Se pide’ el derbi

Vini empieza a no atropellarse a la hora de culminar y eso, unido a su habitual descaro y la ausencia de Bale y todavía Hazard, le hace ganar enteros para el inicio del tramo caliente de la temporada. «Este gol le viene bien», corroboró Zidane. En Pucela, Vinicius ni viajó, pero uno de sus principales competidores, Rodrygo, no recuperó su sintonía con el gol. El derbi es la siguiente parada y Vinicius pide espacio en el tren blanco…