Garbiñe: «Sería genial ganar algún día los cuatro Slams»

Garbiñe Muguruza valoró su victoria en las semifinales del Open de Australia ante Simona Halep y este sábado buscará su primer título de Grand Slam en Melbourne ante Sofia Kenin.

Muguruza afirmó que ha ido con cuatela durante todo el torneo. «Cuando empiezas en el torneo no piensas en la final. Piensas en lo que tienes que hacer en cada partido. Estoy muy feliz y emocionada por jugar mi primera final aquí»

La española tuvo que afrontar momentos complicados durante el encuentro aunque sabía que Halep sería una dura rival. «Cuando he ido por detrás en el marcador no me he preocupado. Sabía que iba a ser un partido duro contra Simona (Halep)».

Muguruza podrá descansar antes de la final con Sofia Kenin tras jugar dos partidos en poco más de 24 horas. «He jugado muchos partidos en poco tiempo y no he tenido 48 horas para recuperarme (jugó el miércoles de madrugada ante Pavlyuchenkova). Ahora sí tendré algo más de descanso para afrontar la final en esta pista y ante este público».

En rueda de prensa, Garbiñe habló un poco más sobre el partido, acerca de la final y también de la mala temporada de la que venía.

¿Cómo describiría su lucha durante el partido y la que le ha llevado a este momento, a otra final de Grand Slam?

Ha sido un camino duro. Todos los días no se llega a una final de Grand Slam. Es algo único. Tenía una oponente difícil, una muy buena jugadora que te plantea partidos físicos y largos, y además las condiciones no han sido buenas.

¿La pista era un horno?

Sí era un horno, hacia mucho calor, el de Australia, aunque he jugado con más calor aquí todavía.

¿Hubiera preferido jugar bajo techo?

Me dijeron que no hacía el suficiente calor como para tener que ponerle y pense, pues vale, voy a tener que sufrir.

Es la primera mujer que llega a la final sin ser cabeza de serie desde 2010…

Sabía que el torneo sería difícil al haber entrado así y más tal y como empecé.

¿Y ahora cómo se ve?

Me encuentro bien, he jugado conra varias top-10 de una tacada y con victorias. Eso es signo de que mi tenis ha estado bien.

¿Qué le parece su rival para la final?

Kenin está jugando fenomenal y ha avanzado en el ranking por algo. Su victoria ha sido muy buena ante Barty. Jugué contra ella en Pekín y lo hizo muy bien, es bueno tener esa referencia. Tiene mucho talento y ambición.

No se le ve celebrar mucho las victorias, como si estuviera es una misión. ¿Cuál es?

La misión es salir de aquí con el trofeo, pero trato de estar calmada y no hacer grandes celebraciones aún. Cuando llegue el momento oportuno, se harán.

Ha hecho historia para el tenis eapañol en una plaza tradicionalmente difícil…

Estoy contenta, sobre todo porque es una superficie en el que la mayoría de las jugadoras juegan mejor, donde se juegan más torneos y es más rápida. Contenta de tener esta posibilidad de jugar una final de Grand Slam en otra superficie diferente.

¿Qué está haciendo estos días fuera del torneo?

No he salido mucho a hacer turismo, han sido días bastante aburridos.

¿Es una ventaja para usted haber jugado ya tres finales de Grand Slam?

Si tengo que elegir entre tenerla y no tenerla, prefiero que sea así. Prepararme para el partido es lo que más voy a utilizar de esas experiencias y motivación no me va a faltar. Sería genial poder completar algún día los cuatro Grand Slam.

¿Se ve favorita en la final?

Sería un pensamiento erróneo. Tendremos las mismas posibilidades las dos. No ayuda esa lectura.

Casi no ha sonreído estos días en el torneo, ¿por qué?

Estoy contenta, he sonreído cuando he ganado, pero uno no piensa mucho en eso. No tenía energía para grandes celebraciones.

Halep ha dicho que si usted jugara siempre así sería la número uno…

Se lo agradezco a Simona, la constancia es algo muy complicado de conseguir. Tiene un estilo de juego que le facilita la constancia y yo soy más agresiva. Si jugase así más veces obtendría, claro que yo obtendría mejores resultados.